Adahuesca, En portada, Sociedad

Pesar en Adahuesca ante la decisión del Obispado de Huesca de no vender al Ayuntamiento la abadía para la creación de viviendas

El Ayuntamiento ha transmitido en un bando su malestar ante la decisión del Obispado de no aceptar su oferta, sin considerar el esfuerzo económico cercano a 800.000 € hecho en los últimos 35 años desde Adahuesca hacia su institución. El obispado alega que el derecho canónico les impide vender por debajo del precio de tasación.

Buena parte de los vecinos de Adahuesca se encuentran consternados ante la decisión del Obispado de Huesca de no aceptar la oferta de 15.000 euros por la compra de la abadía, realizada por el Ayuntamiento con el fin de construir viviendas para acoger a la población creciente de la localidad. Por el contrario, el Obispado ha vendido su propiedad a una empresaria local por un importe de 42.000 euros, muy superior al precio de tasación.

Adahuesca con 184 vecinos resiste con éxito a la despoblación. Va recuperando población gracias a su dinamismo económico y social, mediante la instalación de empresas de turismo, agroalimentarias y agroganaderas. Lo que ha conseguido que muchas familias jóvenes opten por quedarse. La escuela cuenta con 34 niños y gracias a una ayuda de 250.000 € de DPH se va a dotar al colegio CRA Vero Alcanadre de un tercer módulo, de un comedor escolar y oficinas para el profesorado.

Actualmente su prioridad es conseguir viviendas para la población emergente, de ahí que el Ayuntamiento lamente esta oportunidad perdida.

Los partidos constituyentes del Ayuntamiento han emitido un bando conjunto en el que critica duramente la decisión episcopal de no aceptara la oferta municipal de 15.000 €. Francisco Franco, alcalde de la villa explica que el obispado les había comunicado  que habían recibido una oferta de 42.00o euros, por lo que desestimaban la suya.

El Ayuntamiento lamenta profundamente la negativa del obispado a su propuesta, sobre todo tras -como reza el bando- recibir la parroquia de Adahuesca a lo largo de los últimos treinta y cinco años torno unos  800.000 € procedentes tanto de los vecinos como del Gobierno de Aragón, gracias en gran medida a la lucha municipal por conseguir la subvenciones.

El bando municipal transmite el malestar de autoridades y población que no entienden que tras los “esfuerzos realizados por los feligreses, vecinos y autoridades de Adahuesca” en apoyo de la parroquia, para ellos “era fundamental para que la Casa del Cura hubiera recaído en el Ayuntamiento, o lo que es lo mismo, en el patrimonio de los vecinos”.

El bando continúa “Para el señor obispo y el consejo diocesano de Asuntos Económicos del Obispado de Huesca tiene más valor 27.000 euros (la diferencia resultante entre la oferta privada y la municipal), que los más de 400.000 euros que hemos aportado directamente los vecinos y feligreses además de los otros 400.000 que han aportado, principalmente por la inquietud de las autoridades municipales que lucharon para conseguir dichas ayudas ante el Gobierno de Aragón”, continúa el bando municipal. Que manifiesta igualmente como “falta de respeto y una humillación hacia todos nosotros por parte del Obispado” al no “reconocer la buena voluntad y generosidad de todos los vecinos y feligreses de Adahuesca hacia su parroquia”.

Francisco Franco lamentablemente que “posiblemente sea uno de los días más tristes en el ejercicio de las funciones que me habéis encomendado. Se rompe un pilar muy importante sobre la convivencia y armonía que reinaba en nuestro pueblo, al menos para una gran parte de vecinos”. Comentando cómo a partir de ahora se van a tener que replantear la relación con la institución eclesiástica. Francisco Franco anunciaba que a raíz de esta decisión que “personalmente” deja de colaborar con la parroquia y con la Iglesia en general “al menos mientras compongan el Episcopado de Huesca cualquier miembro que ha participado en esta decisión”. En cuanto a la relación institucional del Ayuntamiento con la Iglesia la deja abierta a la decisión que tomen los vecinos.

Ante esto el obispado explica en un comunicado que les es imposible aceptar la oferta del Ayuntamiento, en virtud del Derecho Canónico que establece que un bien de la iglesia no se puede vender por un precio menor al indicado en la tasación. Asimismo reconocen la buena relación existente durante siglos entre los vecinos y la parroquia y matizan que desde el Obispado también se ha contribuido constantemente a mantener el templo en buen estado de conservación.

Por último, el Obispado manifiesta en un comunicado de prensa su deseo de seguir «alentando la fe de todos los feligreses de Adahuesca y proseguir colaborando con las instituciones de dicha localidad en todo lo relacionado con el bien común».

 

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.