• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Barbastro, Ronda de Relatos

Aventuras de un copo de nieve

Por Daniel Mur, integrante del Grupo de Creatividad de la Asociación Down Huesca en Barbastro

Había un vez un copo de nieve que vivía en el cielo dentro de una nube que no paraba de flotar. Pero su vida estaba a punto de cambiar.

Un aire frio soplo dentro de la nube y el copo de nieve cayo de la nube y fue a parar a la rama de un árbol. El árbol estaba cerca de una casa donde vivía una familia que nunca había visto la nieve. De repente una ardilla que vivía en el árbol en un descuido le dio un coletazo a la rama y el copo de nieve cayó al suelo.

Los niños de la familia que vivía en la casa salieron ansiosos para empezar su primera guerra de bolas de nieve.

El copo que estaba en el suelo de repente sintió como una mano lo recogía y lo elevaba, se sintió lanzado y se estrelló con el pelo de  uno de los chicos y dijo ¡Au!

Al oír el grito los chicos se extrañaron y empezaron a buscar de donde venia el sonido. Solo sabían que el grito provenía del pelo de uno de los chicos. Entonces decidieron ir a buscar una lupa y explorar el pelo de Blas . Ese era el nombre del chico en cuyo pelo, el copo de nieve había caído. Cuando acercaron la lupa al pelo de Blas observaron sorprendidos como uno de los copos de nieve que se habían quedado pegados a su pelo se movia y se quejaba diciendo ¡au, au, que brutos! Mientras daba saltitos.

Los chicos sorprendidos y asustados volvieron a mirar, mientras Blas decía:

  • ¡Sácamelo  sacad eso de mi cabeza!

Así que sus hermanos muy despacio cogieron el copo de nieve con cuidado y lo pusieron en una nevera portátil y lo llevaron hasta la cima de la montaña donde el frio le permitiría vivir feliz rodeado del otros copos de nieve aunque fuera verano.

 

 

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *