Barbastro, En portada, Escolar

Por fin Hugo puede subirse a un columpio tranquilamente en Barbastro

Una historia con un trasfondo emocional y educativo, como nos cuenta el jefe de estudios del CEIP La Merced de BArbastro, José María Viñuales. Los niños han visto cómo una petición suya ha dado sus frutos

Los compañeros de cole de Hugo están tan contentos como él porque por fin, el pequeño Hugo de 6 años, puede subirse al columpio como ellos. Y todo gracias a que sus compañeros de 1º de Primaria escribieron una carta a los Reyes Magos pidiendo un columpio adaptado para él. El Ayuntamiento de Barbastro recibió el encargo real y se puso manos a la obra.

El columpio lo pueden usar todos los niños, pero en el cole nos comentan cómo cuándo hay algún niño usandolo y Hugo está en el parque, enseguida se baja para cederle su sitio. Desde luego los pequeños de La Merced está claro que van a conseguir en esta vida lo que se propongan, pues una vez recibido el columpio, respondieron sabiamente enviando otra carta al Ayuntamiento en este caso de agradecimiento

Hugo, es un niño sumamente optimista y positivo que solo quiere ser como los demás pequeños, pero padece MLC (leucoencefalopatía megaencefálica) una enfermedad rara no operable que reduce considerablemente su movilidad. Hasta ahora en el patio del colegio solo podía jugar en el arenero y este columpio le ha ayudado mucho tanto a sentirse feliz por tener un juego más, como por tener las mismas posibilidades que otros niños. La madre de Hugo, Laura Félix, agradecía la sensibilidad mostrada por el Ayuntamiento.

Desde el CEIP La Merced nos cuentan muy contentos cómo la propuesta salió de los niños y que  posteriormente  el equipo directivo tuvo que contactar con el Ayuntamiento dado que estos columpios son caros.

 

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.