Escolar, Monzón

AMPA del IES Mor de Fuentes de Monzón reivindica la necesidad de un 2º Instituto

Ante las dimensiones alcanzadas por el IES Mor de Fuentes en los últimos años y la actual y completa saturación del centro, las distintas AMYPAS de los colegios e institutos de las comarcas afectadas, han creado una plataforma con la finalidad de solucionar este problema arrastrado durante los últimos años.
IINSTITUTO MONZON

Ya son cincuenta los años de andadura del IES Mor de Fuentes y durante todo este tiempo no ha parado de crecer y ser ampliado para dar cabida a la demanda, que ha ido creciendo paralela a la ciudad. Pero los últimos años se han ido convirtiendo en un auténtico reto que nos ha llevado hasta el actual momento.

Un total de más de novecientos alumnos y alumnas y más de noventa profesores y profesoras, que paradójicamente solo disponen de tres trabajadores en labores de administración y otros tres en conserjería (ese número no crece). Ocho grupos de 1º y otro tanto en 2º de ESO y cinco en 3º y otros cinco en 4º.

Aulas de formación profesional con treinta alumnos y alumnas y sus respectivos equipos informáticos en donde el sentido común dice que deberían estar solo veinte. Ratios ampliadas a veintinueve estudiantes por aula en 3º de ESO o treinta y seis en 1º de bachillerato de Humanidades y Ciencias Sociales. Aulas específicas de idiomas o departamentos reconvertidos en clases en las que caben a duras penas quince estudiantes, pero deben entrar más. Uso de la biblioteca o el salón de actos como aulas de asignaturas optativas. Talleres en los que se adecúa el espacio para poder usar una parte como aula con sillas de pala. Despachos compartidos por distintos departamentos. Sala de profesores pensada para veinte o treinta personas y ocupada por noventa. Y un largo etcétera de situaciones que, lejos de aportar calidad a la actividad de enseñanza-aprendizaje, contribuyen a deteriorar el ambiente de trabajo de todos los que hacen uso de esos espacios.

Ante un centro tan grande y con tantos estudiantes por aula la organización se convierte en una auténtica pesadilla. Las oportunidades de realizar actividades alternativas como un periódico escolar, cualquier actividad relacionada con la lectura o más uso de los laboratorios o las aulas especializadas se reducen al mínimo o son impensables, bien porque ya no existe el espacio o porque no es posible hacer pasar a tantos grupos. Y la convivencia se resiente porque el espacio vital es algo fundamental para cualquier persona. Lo cual hace que el tiempo invertido en solucionar problemas y conflictos se multiplique por diez, no porque la proporción aumente respecto a otros centros, sino porque esa proporción la calculamos sobre un número muy elevado de personas. Todo esto contribuye a que se dedique un esfuerzo por parte de los docentes a solucionar situaciones que no deberían ni surgir en muchas ocasiones, restando fuerzas para la que debería ser su labor como profesionales de la enseñanza: motivar, innovar y enseñar. Y eso pierden nuestros hijos e hijas.

A esto hay que añadir la imposibilidad de crecer del centro, con el fin de moverse a la par que las demandas sociales. Si hubiera espacio se podría ampliar la oferta profesional en la comarca, implantando nuevas titulaciones que no hay en los alrededores y resultarían interesantes en una población con las características de Monzón, y que, según la propia administración (Mapa de la Formación Profesional en Aragón y su empleabilidad de 2017), son demandadas, por lo que se consideraría razonable ampliar debido a la situación laboral actual. De esta manera quizá se podría evitar, entre todas las ofertas, que muchos de nuestros estudiantes se desperdiguen por la provincia con tan solo dieciséis años, o lo que es peor, no opten por algo que realmente les gusta porque económicamente no se pueden permitir el esfuerzo que conlleva estudiar fuera. Así seríamos un claro ejemplo de esta acción que tanto llena los espacios en campaña: DESCENTRALIZAR. Otra vez pierden nuestros hijos e hijas.

Al final todo acaba reduciéndose a algo tan simple como el respeto, o su ausencia en este caso. Por el trabajo de estos profesores dotándoles de medios insuficientes y obligándoles a llevar a cabo su trabajo en condiciones a veces lamentables. Y por el derecho de estas chicas y chicos a una educación de calidad, en un ambiente adecuado y con un abanico de oportunidades realista y actual. Por eso hemos creado esta plataforma que engloba los deseos de padres y madres de estudiantes de este centro venidos y por venir de Albalate de Cinca, Alcolea de Cinca, Almunia de San Juan, Belver de Cinca, Conchel, Fonz, Monzón, Ontiñena, Osso de Cinca, Pomar de Cinca, Pueyo de Santa Cruz, Santalecina y Selgua. Porque queremos visibilizar el problema y empujar a nuestros políticos a que tomen decisiones valientes que resuelvan la situación para los próximos cincuenta años. Que no se quede todo en apoyos institucionales y promesas de revisión de la situación por parte de nuestras instituciones, pero sin compromisos serios y concretos. Porque hay que solucionar este problema, sin parches, sin excusas. MONZÓN NECESITA UN NUEVO IES PÚBLICO Y LO NECESITA YA.

 

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.