• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
En portada, Monzón, Sociedad

Alumnos de Monzón reciben una lección magistral de Historia y dignidad en el campo de exterminio nazi de Mauthausen

Alumnos y profesora y responsables de la AMICAL ante el campo.Cinco estudiantes del IES Mor de Fuentes de Monzón, acompañados por su profesora de Historia Chusa Garcés, han tenido la privilegiada experiencia de conocer en persona la crueldad humana y el horror latente todavía hoy en el campo de concentración nazi de Mauthausen (Austria), donde murieron miles de personas, entre ellas numerosos republicanos aragoneses.

El IES Mor de Fuentes ha sido uno de los centros españoles elegidos por la AMICAL, asociación internacional que promueve el recuerdo y la dignidad de estas millares de personas represaliadas y asesinadas por los nazis alemanes en la II Guerra Mundial. Junto a un centro de Zaragoza, el Mor de Fuentes ha sido el único instituto aragonés que ha participado en este viaje para vivir la Historia en primera persona, explicada por los auténticos protagonistas, algunos de los supervivientes de los campos de concentración nazis.

Campo de Mauthaussen.Los alumnos regresaron la pasada semana del viaje con unas sensaciones «que les marcarán de por vida», como explica la profesora Garcés, quien no dudó en inscribir a su centro en esta iniciativa pedagógica. «El año pasado conocí al delegado de la AMICAL en Aragón y me planteó la experiencia, que me pareció interesantísima. La posibilidad de viajar con deportados que habían vivido y sufrido en el campo y conocerlos de primera mano me pareció increíble. Empezamos a trabajar desde el principio de curso con los chicos sobre la II Guerra Mundial, exilio, deportación y los campos de concentración y ahora han culminado el trabajo con este viaje», explica.

Chusa Garcés señala que lo más difícil para ella fue seleccionar a cinco de sus alumnos. «Todos estaban muy implicados y yo sabía que habría un antes y un después de este viaje. La decisión ha sido de mucha responsabilidad para mí». Los elegidos han sido Juan Cruz, Raquel Almunia, Julia Salamero, Carlos Loncán y Mari Carmen Santolaria

Castillo donde recluían a los discapacitados.Junto a ellos viajaron hasta Alemania y Austria otros alumnos de colegios de Andalucía, Asturias, Valencia, Cataluña y Francia, y responsables políticos como la vicepresidenta del Gobierno de España, María Teresa Fernández de la Vega, el viceconsejero de Cultura del Gobierno de Aragón, Juan José Vázquez, y el conseller de Interior de la Generalitat de Cataluña, Joan Saura, así como representantes de las instituciones franceses que ofrecieron junto a los alumnos y a los supervivientes un emotivo recuerdo ante la placa conmemorativa de los republicanos españoles y franceses en Mauthausen con motivo del 65 aniversario. Tras lanzar mensajes de libertad, solidaridad y paz y glosar la dignidad de las víctimas del holocausto nazi, los actos culminaron con la entonación de ‘La Marsellesa’, por parte de los alumnos españoles, y del canto republicano ‘Ay Carmela’, a cargo de los alumnos franceses.

La profesora y sus alumnos en el IES Mor de Fuentes. JLP.Previamente a la visita a Mauthausen, la expedición escolar conoció otros centros de exterminio nazi como el castillo de Hartheim, donde se realizaban experimentos y se recluían los discapacitados, o los túneles donde murieron multitud de deportados.

Uno de los aspectos más emotivos del viaje y que más ha impactado en los alumnos ha sido conocer los testimonios de dos supervivientes, el judío Edmon Gimeno y el aragonés José Alcubierre, que presenció en Mauthausen la muerte de su padre tras una paliza de las SS. «No es lo mismo leer libros y estudiarlo en clase que vivirlo y escuchar a Gimeno o Alcubierre como te cuentan su historia», apunta Mari Carmen. A Raquel le llamó la atención «la fuerza de los deportados al contar una y otra vez la historia. Dan ganas de seguir trabajando en el tema».
Para Juan, el viaje ha supuesto «una responsabilidad por mantener una memoria intacta y que no caiga en el olvido. Es una tarea que nos ha tocado a las nuevas generaciones y pensamos cumplirla con toda voluntad porque forma parte de nuestra obligación, como tercera generación, seguir manteniendo la memoria».

Por su parte, Carlos indica que «por mucho que sepas no hay nada como visitar el campo» y Julia matiza: «Este viaje ayuda a conocer que todo el horror que te puedes imaginar no es comparable con lo que pasó en realidad. Este viaje nos da pie a seguir trabajando mucho por que todo sea distinto y la gente lo conozca».

«Como lección de historia es magistral, sobre todo por el testimonio vivo de los republicanos deportados. Como profesora de historia ha sido una experiencia increíble y me quedo con el compromiso social de los deportados que son un ejemplo de dignidad y de valor, porque cada año hacen el esfuerzo de acudir al campo a contar su experiencia al mundo para que no se olvide. Tenemos que seguir trabajando para que la Historia ponga en el lugar que les corresponde a estos deportados», apunta la profesora.

Tras el viaje, los escolares deberán presentar al resto de sus compañeros su experiencia. Asimismo, junto a la profesora tienen previsto realizar una exposición abierta a todo el público para que la sociedad montisonense conozca el horror de los campos nazis, donde estuvieron algunos de sus vecinos como Antonio García Barón.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *