• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Alto Aragón, Barbastro

El Hospital de Barbastro ha derivado a la sanidad privada 316 operaciones más que el San Jorge en 2008

La consejera Noeno en una visita al Hospital de Barbastro. Foto JLP.Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Barbastro, PP, CHA e IU, han vuelto a presentar una moción conjunta relativa a la situación del Hospital de Barbastro. En este caso solicitan a la consejera de Salud del Gobierno de Aragón, Luisa María Noeno, que informe a la Corporación municipal sobre las iniciativas y medidas que tiene previsto tomar para reducir la concertación con la sanidad privada, «potenciando y mejorando los servicios» de este centro sanitario.

En la moción los tres portavoces denuncian que debido a las «importantes listas de espera en diversas especialidades del Hospital de Barbastro se está recurriendo a la sanidad privada. Todo ello se debe a la escasez de especialistas y a una deficiente gestión de los recursos públicos».

Sesión plenaria del Ayuntamiento de Barbastro. Foto JLP.En la propuesta los grupos de la oposición indican que el Hospital de Barbastro recurre al concierto con centros privados un 86% más que el Hospital de San Jorge, y en algunas especialidades se recurre el doble al concierto, a pesar de que ambos hospitales a tienden prácticamente a la misma población.

Junto a la propuesta, PP, CHA e IU presentan un cuadro de datos en el que se aprecia que el Hospital de Barbastro concertó en 2008 316 operaciones más que el centro de San Jorge. La oposición barbastrense considera que estas concertaciones se deben en gran medida «a la desigualdad entre las plantillas de especialistas de ambos hospitales» (183 en San Jorge y 120 en Barbastro).

Con estos datos los firmantes de la propuesta consideran «preocupante» el «generalizado» recurso de las operaciones con la sanidad privada y creen que se corre el riesgo de «debilitar gravemente la propia estructura del Hospital, transmitiendo sensación de conformismo ante la carencia de especialistas e incapacidad para solucionar dichas deficiencias».

Asimismo señalan, mientras se solventan los problemas médicos con estos conciertos se crean «trastorno económicos, personales y laborales» para las familias de los pacientes como desplazamientos, permisos laborales, reservas hoteleras, manutenciones, etc.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *