• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Hostelería, Pozán de Vero

Pozán de Vero sirve 2.500 chiretas

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Cientos de personas están dispuestos a disfrutar, por fin y si el tiempo da tregua este domingo, de una de las citas culinarias con más arraigo y popularidad en la comarca del Somontano como es la Fiesta de la Chireta de Pozán de Vero.
La Fiesta de la Chireta está organizada por el Asador Casa Calasanz y cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Pozán de Vero, la Comarca de Somontano y la Diputación Provincial de Huesca pero especialmente de las mujeres de la localidad que son las encargadas de confeccionar las chiretas que posteriormente se cocerán a fuego de leña.
Elaboración de chiretas. JLP. Durante estos días las vecinas de Pozán de Vero han estado elaborando las tripas de cordero y la masa de arroz, víscera, perejil, ajo y especias, para que el domingo a partir de las diez se cosan y se hiervan en 2.000 litros de agua a fuego de leña. La gran mayoría de estas chiretas, unas 2.000, se tuvieron que congelar debido a que la lluvia impidió el desarrollo de esta celebración el pasado domingo. Ahora se recuperan y además se han elaborado 500 piezas más.

A las 10 de la mañana se darán las últimas puntadas a las chiretas y preparará la gran cazuela creada para la ocasión. La cocción será sobre las doce y se servirá este manjar, propio de la gastronomía de subsistencia del medio rural, a las 14.00.
Chiretas. JLP. La Fiesta de la Chireta ha cogido un gran auge y se ha consolidado como uno de los eventos lúdicos y gastronómicos más concurridos del Somontano. Se espera la presencia de cientos de personas a esta jornada dominical.
Para dar mayor realce a esta fiesta, se ha organizado un encuentro de encaje de bolillos y un mercadillo con puestos de artesanía, organizado por la Asociación Cultural de Pozán de Vero, que permanecerá toda la jornada para animar la jornada.
Además los visitantes podrán ver el museo de autómatas de la localidad.
La fiesta gastronómica está organizada por el Asador Casa Calasanz, uno de los establecimientos cárnicos con más solera en el Alto Aragón ya que elaboran productos de forma artesanal desde 1555. Su actual propietario, Antonio Buil, decidió dar un giro al negocio familiar y emprender a principios del nuevo siglo un negocio de embutidos y derivados cárnicos de forma tradicional, elaborando deliciosas tortetas, chiretas, o las “brujitas”, pequeñas chiretas rebozadas creadas por Buil y que reciben el nombre en honor a la bruja local Dominica la Coja.
Casa Calasanz en Pozán de Vero. JLP. La fábrica posee además una tienda abierta al público, donde cualquiera que se acerque, podrá adquirir no sólo los artículos que en ella se elaboran, también un amplio repertorio de productos típicos de la zona, desde unas almendras garrapiñadas de Pozán, quesos, aceites o vino del Somontano.
Posteriormente llegaría el Asador Casa Calasanz, un restaurante donde poder comer carne a la brasa y los productos elaborados en esta cárnica de Pozán de Vero.
Para inaugurar la tienda y fábrica MEBA, su responsable decidió elaborar la chireta más grande del mundo. La fiesta fue un rotundo éxito de participación y sirvió para sentar un precedente festivo en torno a este producto tan apreciado de la cocina altoaragonesa. Así, con excepciones, año tras año, Antonio Buil convoca a todos los amantes de este producto a mediados de otoño para ofrecerles chiretas, longaniza, panceta, chorizo, torteta y sus particulares ‘brujitas’.


Receta de la chireta

La chireta es uno de los productos más elaborados del medio rural altoaragonés y goza de gran predicamento en el Somontano y comarcas vecinas. La cocinera de Pozán de Vero Pilar Puértolas nos cuenta su receta: Se coge la tripa de cordero limpia, se corta a cuadrados y se hace unos sacos. En ellos se embute el arroz, las especias (ajo, perejil, pimienta, pimentón y canela) junto con trozos de vísceras del cordero (entrevivo, corazón, pulmón, grasa, …). Se le añade sal y se cierra el saco cosido con un hilo. Una vez cosida la chireta se deposita en una olla con agua fría y se deja hervir en torno a una hora y media o dos. Para darle sabor se le añade un hueso de jamón, puerros y carcanada de pollo.

La chireta se puede comer recién sacada del caldero, o bien cortada en rodajas y rebozada en huevo. Asimismo se pueden asar a la brasa esas rodajas sin rebozar.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies