• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Barbastro, Economía, En portada

La asociación de hortelanos del Alto Aragón propone crear un polígono hortícola en Barbastro

La asociación de amigos de la huerta y hortelanos del Alto Aragón sigue creciendo en sus pretensiones de convertir el tomate rosa en una alternativa viable a la economía local del Somontano. La buena experiencia comercial del pasado verano han animado a este colectivo a perseguir metas más ambiciosas, mientras sigue el proceso administrativo para conseguir el sello de calidad agroalimentaria ‘C’alial’, que concede el Departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón.

Plantación experimental de tomate rosa. JLP.La iniciativa que se inició en 2009 con un grupo de hortelanos barbastrenses ha trascendido las fronteras comarcales para llegar a la Ribagorza, Cinca Medio, La Hoya, La Litera y el Bajo Cinca. Así quedo patente en la última reunión de hortelanos y productores de tomate rosa en la que el presidente de la asociación, Javier Betorz, expuso los nuevos objetivos para esta campaña.

En el plano comercial, según explica Betorz, es seguir con la «vertiginosa expansión» pasando en tres campañas de producir 200.000 kilos al millón de kilos, esperados para 2011, cantidad que «obliga a racionalizar los esfuerzos y rentabilizar al máximo las inversiones».

Javier Betorz. JLP.En este sentido, desde la asociación se considera que una campaña exclusiva de tomate rosa de apenas cuatro meses (julio a octubre), se queda corta para los mercados, por lo que se piensa en un proyecto económico que podría tener continuidad todo el año. «La calidad contrastada de las hortalizas de Somontano nos invita a un proyecto más ambicioso que suministre al mercado todo el año para fidelizar al consumidor y cumplir sus expectativas de presencia permanente en los establecimientos», indica Betorz.

Ese proyecto ambicioso es la creación del ‘Polígono Hortícola de Somontano’, una iniciativa que se ha puesto sobre la mesas estos días en Barbastro en foros políticos.

Según la propuesta de la asociación el Polígono Hortícola de Somontano facilita «la concentración de la inversión privada, con la participación obligada de la Administración para realizar la infraestructura general y generar una economía de escala en lo que respecta a uso conjunto de la energía (biomasa del entorno), mano de obra, servicios técnicos y de comercialización, etc».

La instalación que pudiera estar operativa, en su primera fase, para 2012, constaría de una batería de 10 invernaderos y la adecuación de una finca para el cultivo extensivo de hortaliza que cubriría la ocupación de la finca todo el año.

Hortelanos del Somontano. JLP.Como en otras experiencias próximas, la incorporación de los invernaderos se haría progresivamente, dependiendo de la apertura paulatina de mercados y la motivación inversora que demande a los agricultores los resultados comerciales.

El proyecto alcanzaría sus objetivos, aunque es posible su crecimiento continuado, con la instalación de 50 invernaderos de atmósfera controlada, 5 hectáreas de cultivos extensivos al aire libre y 100 huertas sociales en módulos de 60 m2.

Paralelamente se crearía una nave de comercialización, instalación de energía sostenible a base de biomasa del entorno y área administrativa y de diversos servicios (vestuario, aula, restaurante, tienda,..etc.).

El proyecto podría generar 50 empleos en su primera fase y 100 en una segunda.

Su ubicación podría ser en Barbastro y según apuntan desde la asociación su ubicación sólo está condicionada a que exista acceso al agua, y por supuesto, buenas comunicaciones.

Apoyo del PAR

El proyecto de momento ya cuenta con el respaldo político del PAR del Somontano que en un comunicado de prensa mostraba su apoyo a las actividades agrarias y agroindustriales que son esenciales para el futuro de la zona, eluden deslocalizaciones y su promoción y desarrollo crea empleo. «Las administraciones públicas tienen que respaldar esta iniciativa y el proyecto del polígono que debe concitar el compromiso social, empresarial e institucional», afirman.

Tomate rosa de Barbastro. JLP.De hecho esta semana los candidatos a la alcaldía del PAR por Barbastro, Monzón y Binéfar presentaron un proyecto de desarrollo económico basado en la ‘conurbación’ de estas tres ciudades, es decir la creación de una macro área metropolitana que aunara las potencialidades de cada población. Por lo que respecta a Barbastro, se resaltó la idea de crear dicho polígono hortícola.

Asimismo, cabe recordar que el candidato por el PAR, José María Gómez, fue el portavoz del grupo de promotores que idearon el proyecto industrial PLACES en el que ya contemplaban en 2007 una idea similar. En este caso era crear, dentro de un gran complejo industrial, un área destinada a las empresas agroalimentarias del Somontano.

Previous ArticleNext Article

7 Comments

  1. Hace tiempo que el poligono agroalimentario y/u hortofrutícola en Barbastro debería ser una realidad y ésta es una buena iniciativa. No sólo para el tomate rosa, sino para todo tipo de hortofruticultura y flores. El desarrollo de una agricultura del plástico, como ha demostrado El Ejido aunque las características aquí son diferentes, tiene un potencial enorme y unos resultados inmejorables. Sobre este proyecto opino que las distintas administraciones públicas no tienen un euro en estos momentos, y va para largo, y los hortelanos no tienen captado a ningún capitalista privado con suficiente músculo financiero para arrancar, pues dudo que con las aportaciones privadas de los asociados fuera suficiente. La experiencia en esta comarca demuestra que las administraciones públicas se suben al tren si hay socios fuertes: Luengo, Nozaleda. Lázaro,… porque si no ¿ Cómo lo hacemos ?.

  2. Un proyecto agroalimentario basado en la huerta, como cualquier otro proyecto, para hacerlo tiene que tener posibilidades de ser rentable. Rentable para sus promotores y para su entorno. En el caso que nos ocupa, ya existe un histórico que nos avala y está claro que generaría un importante efecto dinamizador en la zona, serviría para posicionar más si cabe la marca «SOMONTANO» con todo lo que ello representa. Es importante destacar que repercutiría directamente de forma favorable en la economía de muchas familias de Barbastro y aledaños por lo que se tiene que solicitar a la administración que lo considere un PROYECTO DE INTERÉS PÚBLICO y ponga en marcha todas aquellas operativas que se consideren oportunas, para que un proyecto de esta naturaleza puede ser una realidad. Pero decirte que estoy contigo, que España se encuentra en una situación económica muy compleja y que las administraciones tienen los presupuesto muy restringidos. Por todo ello tenemos que actuar con inteligencia y trabajar unidos por el interés de nuestra sociedad y del futuro de nuestros hijos. Si queremos algo, tendremos que luchar para conseguirlo, no se puede tirar la toalla antes de empezar, esa mentalidad nos llevará a la ruina. Si creemos en nosotros y en nuestros activos, seguro que entre todos seremos capaces de alcanzar el éxito en aquellos cometidos que nos planteemos, pero siempre unidos. Por último, está claro que si la montaña no va a Mahoma, Mahoama tiene que ir a la montaña, esperar a que la gente llame a nuestra puerta es un error gravísimo y que no nos podemos permitir, si tenemos un buen producto, tendremos que salir a la calle a venderlo. Saludos Cordiales.

  3. A tres meses de las elecciones ninguna administración va a declarar proyecto de interes público este del polígono agroalimentario. Bueno, ni éste ni ningún otro, salvo que los partidos gobernantes en la DGA y el ayuntamiento, PSOE-PAR, estimen que les puede dar la victoria en Barbastro si piensan que está en peligro el 22 de mayo. Pero la cuestión determinante es el dinero, tanto ahora como en el futuro, pues las administraciones públicas no lo tienen, aunque para otros proyectos no lo había y por decisión poltica lo han instrumentado, y sólo lo pondrán si calculan que la rentabilidad politica para éllas va a ser segura y alta. Si la huerta de Barbastro fuera la de Zaragoza es posible que lo hicieran. Si el dinero lo tienen que poner los hortelanos individuales este proyecto no verá la luz o tardará una eternidad. Otra cosa sería que viniera un socio capitalista fuerte, como fué Luengo en Viñas del Vero, entonces lo declararian de interés público. ¿ Quién pone el dinero sr. Gómez ?. Lo demás son milongas.

  4. Está claro que a tres meses de las elecciones nadie va a declarar este proyecto de interés público, pero más que nada, porque requerirá de un estudio justificativo para poder solicitar el «INTERÉS PÚBLICO», estudio que en la actualidad que yo sepa no existe. Respecto a victoria o no victoria, que quiere que le diga, prefiere que estemos parados sin hacer nada o cree que es más interesante que intentemos desarrollar proyectos que pueden generar dinamismo económico en la zona, es decir EMPLEO. Si prefiere estamos quietos, sin hacer nada, deduzco que para usted esa postura es más interesante, para mi simplemente esa postura es de alto riesgo y un padre de familia como es mi caso, ya no puede sufrir tanta tensión, me resulta más fácil trabajar para el futuro de mis hijos. Respecto a la capacidad económica de la administración para poder afrontar un proyecto de esta naturaleza, dependerá de la capacidad que tengamos de defender el proyecto y de generar interés por parte de todos. Si no crees en tus activos, es imposible que los vendas. Para captar el interés de capital privado, primero tenemos que creer en nosotros mismos y en nuestros activos y salir a la calle a vender. Es la única forma que conozco, que por cierto requiere de esfuerzo y sacrificio, dos palabras que no han estado muy de moda en los últimos años. Saludos Cordiales Sr. Beturián.

  5. Correspondo a sus saludos sr Gómez.. Reciba también los mios. Dicho ésto le agradecería respondiera a estas preguntas para aclarar mis dudas y fuera lo más concreto posible: ¿ Qué o quien tiene que solicitar la declaración de interés publico ? ¿ Un partido, una asociación, una empresa, un grupo de particulares… ? ¿ Quien o quienes ?. Vd. habla en plural: Tenemos que hacer, tenemos que vender, tenemos que creer en nuestro producto ( en éso ya creemos, por lo menos algunos ). Pero ¿ Cómo articula este sujeto plural ? ¿ Quién da la cara ? ¿ En qué forma se plasma esa acción ?. Por último y a lo concreto: ¿ Quien pone el necesario dinero ?. Hablemos de dinero con nombre y apellidos Sr. Gómez. Espero sus respuestas.

  6. Buenas, intentaré responder a las preguntas. La «DECLARACIÓN DE INTERÉS PÚBLICO» si no ha cambiado nada, la tiene que solicitar la propia administración que luego encargará la elaboración de los estudios necesarios para poder argumentar y defender su viabilidad. Por ejemplo, se podría llevar a Pleno en el Ayuntamiento de Barbastro, en el Pleno se tendría que aprobar a ser posible con el apoyo de todos los grupos políticos (para tener más fuerza) la solicitud al GA del «Interés Público». Como dar la cara: Para que un proyecto de este calado, inicie sus primeros pasos sin el apoyo de un grupo inversor fuerte, es necesario contar con el apoyo y la voluntad política del entorno. Para mí lo importante más que el Medio, es el FIN, entiendo que un grupo político puede iniciar los primeros pasos, para luego compartir esos avances con el resto de partidos que tengan representación en la zona donde se quiera implantar el proyecto. No puedes ni debes mirarte el ombligo, estos proyectos vertebran territorio y se tienen que compartir, la unanimidad política es la mejor fórmula. Otra fórmula podría ser a través de las iniciativas que pudieran demostrar los Agentes Sociales. DINERO: respecto al dinero, siempre ha sido escaso, pero hoy día más. Es necesario implicar a la administración: GA, DPH, Ayuntamiento, y presionar a través del diálogo para que prioricen en proyectos generadores de empleo y riqueza. Las cajas de ahorro IBERCAJA, CAI, CAJALON, MULTICAJA (aunque ahora mismo están en una situación de cambio), siempre han sido pro-activos en estos temas. Lo interesante para ellos es que un proyecto de este tipo, podría tener muchas familias adscritas, por lo que se diluye la concentración de riesgo. Se podría plantear que una empresa del GA promoviera el proyecto en una primera fase, para que posteriormente se pudiera dividir en parcelas en las que ofreciendo ventajas, las familias del entorno pudieran adquirir su espacio y compartir una serie de servicios que ofrecería el proyecto a todos sus «inquilinos, socios» etc. Respecto a la empresa del GA, una de las posibilidades para la obtención del tan valorado y escaso dinero, podría ser la venta de alguna de sus propiedades. Para despedirme: no es fácil, pero no es imposible. Desde mi humilde posición me esforzaré y colaboraré dentro de mis posibilidades para conseguir que este proyecto un día sea una realidad. Saludos Cordiales, Sr. Beturián.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *