• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Alto Aragón, Barbastro, En portada

El Coso de Barbastro culmina sus obras para convertirlo en un paseo más peatonal y comercial

El Paseo del Coso vuelve a ser tras una profunda reforma el «salón del a ciudad», como lo definió el alcalde de Barbastro Antonio Cosculluela. Una vez que el pasado año se llevara a cabo el saneamiento del subsuelo con la colocación de colectores en ambos viales, el Ayuntamiento barbastrense adjudicó un ambicioso proyecto de reforma al arquitecto local Juan Luis Solano cuyas obras se han desarrollado a lo largo de los últimos seis meses. Éstas arrancaron en diciembre y tuvieron dos parones para las fiestas de Navidad y Semana Santa.

Bancos del nuevo paseo. JLP.Para celebrar la finalización de las obras, las empresas constructoras van a invitar a una paella popular este viernes a los comerciantes de la zona y a todos los ciudadanos que lo deseen. La paellada será a partir de las 13.00 en el propio Paseo del Coso.

Al margen de gustos estilísticos (que de todo hay, desde los más críticos y nostálgicos de la anterior imagen, hasta los que hablan de un atractivo lugar para el ocio con posibilidades comerciales), lo cierto es que el Coso ha transformado su imagen de paseo para convertirlo en una rambla donde predomina el espacio para el peatón, eliminándose un sentido de circulación por uno de sus viales y reduciendo el número de plazas de aparcamiento.

La modernidad también es otra característica. Las antiguas farolas de corte decimonónico se han cambiado por otras luminarias de estilo futurista y, quizás lo más destacado, es que se han colocado nebulizadores, unos sistemas que emiten vaporización de agua para rebajar las altas temperaturas que se van a registrar en las épocas estivales.

El Coso se convierte en un espacio más peatonal. JLP.A su vez se han colocado mobiliario urbano con una estética moderna y funcional como bancos y papeleras que fusionan la piedra, madera y el metal.
Las obras todavía no se han entregado oficialmente al Ayuntamiento ya que resta la colocación de unos pivotes móviles que darán la posibilidad al comercio de estacionamientos de carga y descarga.

La reforma del Paseo del Coso ha comprendido también la reforma del acceso a la plaza Aragón (los Jardinetes) y a la Catedral, creando un entorno unitario pensado para el peatón.

La reforma ofrece una estampa de mayor modernidad a uno de los espacios más visitados por los turistas y visitantes que acuden a la ciudad del Vero. Esta imagen de cambio, se completa con las intervenciones de rehabilitación de algunas viviendas y establecimientos de la zona que contribuyen a devolverle el esplendor de antaño.

Críticas y elogios

Más espacios para el ciudadano. JLP.Pero como toda importante actuación en un espacio emblemático de cualquier ciudad, ésta reforma ha desatado un sinfín de comentarios tanto elogiosos como críticos.
Entre los críticos, algunos vecinos de la zona dudan de la capacidad de desagüe del nuevo paseo dado que una fuerte tormenta de hace unas semanas anegó el vía de circulación.

El PP también criticaba la eliminación de las barandillas que circundaban al Paseo y que servían como protección para que los niños y mayores no salieran la calzada. En este sentido, indicaban que en uno de los primeros plenos del nuevo Ayuntamiento pedirían que se buscara una solución para prevenir posibles riesgos.

Quejas por la eliminación de aparcamientos. JLP.Entre los más críticos con la nueva imagen están dos de los establecimientos más veteranos de la zona, Ciclos Sallán y el Bar Victoria. El responsable del primero, Gregorio Sallán no oculta su enfado al afirmar: «Del Coso sólo quedan los árboles. Está mal hecho y no me gusta nada».

Por su parte, el responsable del Bar Victoria, Ángel Nasarre siente «pena por el destrozo que han hecho. Esto no es el Coso ni es nada, lo han convertido en un paseíllo. Lo han ensanchado y se han cargado los aparcamientos, igual que si esto fuera la avenida principal de Madrid. Al cargarse los aparcamientos se han cargado el Coso y no han pensado en los comercios que estamos aquí. Siento que se haya cambiado la forma del Coso desde arriba».

Eliminación de barreras arquitectónicas. JLP.Por su parte, otro comerciante, José Antonio Armengol, de Almacenes Somontano, echa en falta «algunas carencias como contenedores y plazas de aparcamiento» aunque «en general la obra me gusta». Para Armengol, el anterior modelo «era más funcional y al ser un establecimiento de carga estamos algo perjudicados, pero ya lo iremos subsanando». Pero a la hora de dar un veredicto afirma que «como vecino y ciudadano la obra en sí me gusta. Hay más luz, parece más amplio y más novedoso. Le hacía falta una reforma porque antes estaba muy obsoleto y ahora ha quedado más moderno, diferente».

Marta Solsona, vecina de Zaragoza que trabaja en Barbastro, valoraba el nuevo cambio y en especial su accesibilidad. «Antes el paso de la calle central a las laterales era muy incómodo y ahora da la sensación de que está más abierto. Además esta calle peatonal, me gusta porque se ha convertido en un sitio de paseo, que invita disfrutar leyendo o lo que te apetezca sentada en los bancos», afirma.

Una ruta comercial

El PP critica la eliminación de barandillas. JLP.El último establecimiento en instalarse en el Paseo del Coso ha sido la tienda de la almazara ecológica Ecostean. Esta tienda ha visto evolucionar el desarrollo del Coso en los últimos meses ya que su apertura fue paralela a las obras del paseo. Su responsable Carlos Domínguez considera que la reforma «estaba claro que había que realizarla» y destaca la creación de una amplia zona lateral sobre lo que en otro momento fue vía de circulación de tráfico y parada de taxis. «Esta zona peatonal la veo muy interesante en cuanto a los comercios y espacio vital para Barbastro. En su conjunto considero que el cambio del Coso lo veo de forma positiva. Ha quedado mucho mejor de lo que estaba y al final, como todo, nos tendremos que hacer a la idea de que había que cambiarlo y acondicionarlo», afirma.

Más superficie para el peatón. JLP.Por otro lado, valora que el nuevo diseño ofrece una nueva posibilidad a los comercios de la zona ya que se puede articular una «ruta comercial y turística que vaya desde la catedral hasta el final del paseo». «El haberlo hecho más peatonal lo veo muy interesante porque das un espacio para pasear y para que la gente realice sus compras en la zona, creando lo que siempre se ha dicho un Centro Comercial Abierto. Facilitar al cliente y al comerciante las compras lo veo básico», afirma Domínguez.

Para conseguir convertir el Coso en un Centro Comercial Abierto, Domínguez señala que ahora habrá que buscar fórmulas «para dinamizarlo y que la gente deje el coche en un sitio y pueda desplazarse andando y sacar el máximo partido a la zona».

Previous ArticleNext Article

2 Comments

  1. esto es lo que pasa por hacer las cosas sin consenso y sin la opinion de los ciudadanos y otorgando un obra tan emblematica como el paseo del coso a dedo.

  2. Quisiera hacer una observación, sobre el remodelado Paseo del Coso.
    El espacio central, ó sea lo que se llama «RAMBLA», donde los viandantes pasean tranquilamente sin ningún temor a sufrir un accidente, en el momento que los establecimientos de bebidas ocupan con sus mesas y sillas, parte de dicha rambla, reducen el espacio y hacen que los viandantes, tengan que apretarse unos a otros para poder circular.
    La parte que ha quedado como zona peatonal, ó sea el lado ascendebnte en dirección a la estación de autobuses, los establecimientos de bebidas podrían colocar , el mobiliario correspondiente, pegados a los escalones para acceder a la «RAMBLA», y de esta forma se conseguiría, dejar expedito el paseo central,, para viandantes.
    En cuanto a las observaciones que hacen el grupo de concejales del P.P, que faltan barandillas para asegurar a los niños de accidentes, tienen razón y lo que si se puede constatar es que en Barbastro hay mucho niño y que como niños ejercen y se escapan de las manos de las madres y padres.
    En cuanto a esos aparatos que sirven para hacer que el calor no se note, por medio de una especie de pulverizadores, hagan una revisión de los mismos, `pues los que andamos faltos de pelo , en el cuero cabelludo como es el mío, parece mas bien una ducha ligera que un pulverizador ( lo he comprobado en persona).
    Paco Velázquez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *