• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Barbastro, Monzón, Sociedad

El obispado Barbastro – Monzón celebra el domingo en sus 250 parroquias el Día de la Diócesis para recaudar fondos y seguir ayudando a los más necesitados

El obispado de Barbastro – Monzón celebra este domingo el Día de la Iglesia Diocesana con el lema «el mejor tesoro, mi familia. Tu iglesia contigo, con todos» y la intención de recaudar fondos entre los feligreses que acudan a las eucaristías de toda la parroquia para sufragar los gastos de mantenimiento de sacerdotes, templos y su labor asistencial.

José Huerva y Alfonso Milián. JLP.La campaña fue presentada ayer en Monzón por el obispo de la diócesis Alfonso Milián y el ecónomo José Huerva que recordaron la gran ayuda que la Iglesia presta a los más necesitados, la cual se ha incrementado en estos tiempos de crisis económica. «La Iglesia es la entidad que más ayuda a la sociedad tras el Estado y no recibe fondos de éste. Practica el amor y la justicia y concibe al hombre como un hermano en la fraternidad», apuntó monseñor Milián.

El obispo recalcó que con esta campaña la Iglesia se quiere presentar «como una familia que pide lo que necesita y comparte lo que tiene».

La diócesis de Barbastro – Monzón es «una de las más pobres de España» pero a pesar de ello supera la media nacional de donaciones a los más necesitados, como apuntó mosén José Huerva. Así de lo recogido en diversas campañas, la diócesis de Barbastro-Monzón reparte el 40% frente al 30% de la media nacional.

Este obispado altoaragonés gestiona un presupuesto de 4.076.958,14 euros. El mayor gasto se destina a programas y ayudas solidarias (1.525.385,84 euros) a través de Cáritas, Manos Unidas, Misiones, Santos Lugares y otros.

Este año hasta la Iglesia se han acercado 5.641 personas buscando los servicios de Cáritas para paliar sus necesidades básicas golpeadas duramente por la crisis. En su mayoría se trata de inmigrantes y transeúntes «que acuden a la Iglesia en primer lugar para pedir ayuda», recordó el obispo.

Monseñor Milián lanzó un mensaje de optimismo ya que si han aumentado las peticiones de ayuda, también lo han hecho los donativos a la diócesis Barbastro – Monzón, así como a nivel nacional puesto que Cáritas Española ha registrado considerablemente un aumento de donativos hasta rondar los 20 millones de euros.

Otra gran cantidad importante dentro de los ingresos de la Diócesis de Barbastro – Monzón (1.065.434,90 euros) se destina a las actividades pastorales de las 250 parroquias y al mantenimiento de templos, en muchos de los casos en estados de deterioro y en poblaciones casi abandonadas.

Los 84 de los sacerdotes con los que cuenta la diócesis altoaragonesa reciben como retribución 548.301,55 euros.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *