• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Barbastro, Cultura

Crítica de cine: «Transformers: La venganza de los caídos»

Ficha Técnica

Dirección: Michael Bay.
País: USA.
Año: 2009.
Duración: 150 min.
Género: Acción, ciencia-ficción, aventuras.
Interpretación: Shia LaBeouf (Sam Witwicky), Megan Fox (Mikaela Banes), Josh Duhamel (Mayor Lennox), Tyrese Gibson (Sargento Mayor Epps), Kevin Dunn (Ron Witwicky), Julie White (Judy Witwicky), John Benjamin Hickey (Galloway), Ramon Rodriguez (Leo), Isabel Lucas (Alice), John Turturro (Simmons), Glenn Morshower (General Morshower), Rainn Wilson (profesor Colan), Matthew Marsden (agente Graham).
Guión: Ehren Kruger, Roberto Orci y Alex Kurtzman; basado en los juguetes articulados de Hasbro.
Producción: Don Murphy, Tom DeSanto, Lorenzo Di Bonaventura e Ian Bryce.
Producción ejecutiva: Steven Spielberg, Michael Bay, Brian Goldner y Mark Vahradian.
Música: Steve Jablonsky.
Fotografía: Ben Seresin.
Montaje: Roger Barton, Paul Rubell, Joel Negron y Thomas Muldoon.
Diseño de producción: Nigel Phelps.
Vestuario: Deborah L. Scott.
Estreno en USA: 24 Junio 2009.
Estreno en España: 24 Junio 2009.

Sinopsis

Han pasado dos años desde que Sam Witwicky (Shia LaBeouf) y los Autobots salvaran a la raza humana de la invasión de los Decepticons. Ahora se prepara para el mayor desafío de su vida: salir de casa y marcharse a la universidad. Sam sigue siendo un adolescente normal con las preocupaciones cotidianas y la emoción de hacerse adulto, separándose de sus padres (Kevin Dunn y Julie White) por primera vez y comprometiéndose a serle fiel a su novia Mikaela (Megan Fox). Con la destrucción de la Allspark, Cybertron, el planeta donde vivían los Transformers, se ha vuelto inhabitable, y los Autobots sobreviven como pueden en la Tierra, trabajando conjuntamente con el ejército como parte de un equipo secreto llamado NEST, cuya finalidad es atrapar a todo Decepticon que pueda seguir escondido en la Tierra. Por desgracia, aunque los Autobots intentan llevar una nueva vida entre los humanos, descubren que puede que no sean bienvenidos. Un asesor de seguridad del gobierno, Theodore Galloway (John Benjamin Hickey), está decidido a demostrar que todos los Transformers deberían ser expulsados de la Tierra. Mientras tanto, en la universidad, Sam hace lo que puede por acomodarse a la vida universitaria, hasta que es asaltado de pronto por visiones que chispean como rayos por su cerebro. Los Decepticons se enteran pronto de algo que Sam ignora: que sólo él tiene la clave del resultado de la lucha entre el mal y el poder supremo del bien. La vida normal tendrá que esperar. Con la ayuda de los Autobots, de los soldados de NEST, y de un antiguo adversario reconvertido en aliado (John Turturro, que regresa como el agente Simmons del Sector 7), Sam y Mikaela tendrán que descubrir la historia secreta de la presencia de los Transformers en la Tierra, y los sacrificios que habrá que hacer para salvarla de una antiquísima amenaza que juró regresar para vengarse… un antiguo Decepticon llamado El Caído. Esta película no está recomendada para menores de 13 años.

Crítica por Fer Broto

Esta semana visitaba nuestra cartelera la, pese a todo, taquillera segunda entrega de la saga Transformers (ya se ha anunciado la tercera parte) dirigida por el director californiano Michael Bay, por otra parte un director acostumbrado a dirigir filmes dedicados a romper la taquilla (La Roca, Amagedon o Pearl Harbor entre otras).Imagen de la película.

La película se articula sobre unos extraordinarios efectos especiales, que acaban convirtiéndose en los auténticos protagonistas de la cinta. Y eso es por que el guión es tremendamente pobre -parece mentira que sean tres los firmantes- que colocan a la trama humana como un recurso para poder intercalar las escenas de acción que por momentos resultan confusas y todo ello impide que el espectador pueda identificarse levemente con algunos de los personajes humanos. Pero eso si están magníficamente integrados con los, como ya he comentado, extraordinarios efectos visuales.

Esa es la gran pega de la película, que no existe una aunque sea línea argumental y todo se reduce a eso, a un despliegue de luchas entre máquinas sofisticadas, y de una lucha cuerpo a cuerpo de enormes maquinas metálicas, que, como ya he dicho, a menudo resultan confusas, debido a lo trepidante de dichas escenas de acción y la ausencia total de una aunque sea leve línea argumental.

Así que los actores con tan poco margen es imposible que puedan, cuando menos, defender su papel, porque todos quedan reducidos a meras caricaturas, incluido el maravilloso John Turturro que no sé como se ha atrevido a repetir uno de sus peores papeles en su carrera. La que destaca por encima de todo es Megan Fox, no por su interpretación, si no por su belleza y extraordinario físico, que eso sí, sabe potenciar Bay en una serie de planos con estética de calendario. De largo lo mejor de la película es poder admirar ese portento de la naturaleza.

A falta de otra cosa el director nos regala una seria de luchas con el marco de unos bellísimos paisajes que sirven de telón de fondo las diferentes luchas y destrozos causados por los malvados Decepticons y de nuevo aquí admiramos los efectos visuales.

La verdad es que no queda demasiado que comentar, eso si su innecesario metraje -dos horas y media- que no corresponde a ninguna necesidad argumental mas allá de poner alguna secuencia mas de acción, que la cinta no necesitaba y que perjudica seriamente su visionado.
Así que recomiendo la película si si quieren admirar unos magníficos efectos especiales y el maravilloso físico de Megan Fox. Si desean otra cosa, elija cualquier otra actividad, ¿tal vez leer?

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *