• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Sociedad

Guatemala, país de la Eterna Primavera (9. “Totonicapán, el Benasque guatemalteco“)

José Luis Pascual (Guatemala). Si quisiéramos asemejar  Totonicapán «lugar de agua caliente»,  a pesar del frío intenso que hace durante casi todo el año, con alguna población de nuestra querida provincia de Huesca, creo que Benás sería la más adecuada, especialmente por el clima frío que se vive el 60% del año y por sus opciones de agua caliente como en los Baños de Benasque, entre otros. No me olvido de las Vilas del Turbón…Forao de Aigualluts.

Por otro lado Totonicapán (en adelante Toto) está ubicado a 2,495 msnm y pasear por sus pueblos y aldeas rodeados de verdes praderas y numerosos bosques, nos  recuerdan por un lado los pueblos del Solano y por otro el Forao de Aigualluts y el Refugio de Estós, (por cierto un abrazo grande, Turmé,  «qué rico estaba aquel café que me preparaste a las 11  en una fría  noche de verano» y te recuerdo que todavía espero con Pedrito Solana por Guatemala).  Refugio de Estós.

Pero regresemos a Toto. El idioma que se habla además del español es el K´iche´.

El Departamento de Totonicapán está ubicado en la región Sur-Occidental de Guatemala. Limita al Norte con el departamento de Huehuetenango; al Sur con el departamento de Sololá; al Este con el departamento de Quiché y al Oeste con el departamento de Quetzaltenango. La cabecera departamental se encuentra a una distancia de 203 kilómetros de la ciudad capital.Valle de "Toto".

Sus ciudades más conocidas, además de la cabecera departamental son: Momostenango; San Andrés Xecul; San Bartolo; San Cristóbal Totonicapán; San Francisco El Alto y Santa María Chiquimula.
 
Alguna curiosa reseña histórica 

Totonicapán proviene del nahualt Atotonilco, totonilco que significa como he indicado «en el lugar del agua caliente».Convite en Santa María Chiquimula.

La antigua Totonicapán, fue la segunda provincia en importancia del señorío Quiché gobernado desde Q´umarkaj (Utaltlán). Fue fundada en las fértiles planicies de Patzac. Se cree que la primitiva población se llamó Otzoyá, que quiere decir lugar de los Pescaditos, sin embargo no se han encontrado vestigios de la misma. Después de cierto tiempo dejaron este lugar y se asentaron en el llamado Chuimequená (lugar de agua caliente), que es el nombre con el que se le conoce entre los indígenas. Posteriormente se trasladó al lugar donde se encuentra actualmente, muy cerca del antiguo Chuimequená. Fue creado por decreto No. 72 el 12 de agosto de 1872. 

En su territorio, durante la época colonial, estallaron los motines de indígenas más transcendentales del reino de Guatemala. Un suceso que es necesario mencionar es que en julio de 1820, estalló entre los indígenas de Totonicapán, participando los municipios  Momostenango; San Andrés Xecul; San Bartolo; San Cristóbal Totonicapán; San Francisco El Alto y Santa María Chiquimula.  Se sublevaron y desconocieron  a las autoridades españolas, la cual fue encabezada por Atansio Tzul y Lucas Aguilar, coronando a Tzul como rey de los Quichés. Desde entonces se reconoce a la cabecera como Ciudad Prócer, ya que Atanasio Tzul fue uno de los próceres de la Independencia de Guatemala y es justo mencionar que recientemente se le ha dedicado un gran boulevard  al sur de la ciudad capital.Muchacah en el mercado de animales de San Critóbal.

Esta sublevación se atribuye especialmente a la imposición de los Reales Atributos, donde Atanasio Tzul se puso la corona del señor San José y a su mujer, Felipa Soc, le puso la corona de Santa Cecilia. El Reinado de Tzul duró solamente 29 días, que fueron de zozobra para los ladinos (indígenas cruzados con sangre española) a quienes amenazó con darles muerte. Como hemos dicho en otras entregas, el 15 de septiembre de 1821 Guatemala se independizó totalmente de España. 

Otros datos de interés

Lo que me llama poderosamente la atención son estas cifras comparativas que transcienden algo más de lo que en si mismo representan:      

                                      
   Extensión Km2            Habitantes                   Densidad poblacional   (año 2007)
 
SOMONTANO                          1,166,60 Km2               23,464 hab.                  20 hab. por kilómetro cuadrado
 
DEPARTAMENTO
DE TOTONICAPÁN                  1,061,38 Km2              339,254 hab.                 320 hab. Por kilómetro cuadrado
 
Creo que para aquellos que les van las estadísticas pueden sacar sus propias conclusiones demográficas. ¿Os imagináis la mitad de los habitantes de Zaragoza viviendo en el Somontano? Y eso que Totonicapán tiene pocas zonas de población, pero muy pobladas todas ellas. Pero tranquilos eso no esta previsto que suceda en los próximos 500 años.

Otro aspecto de importancia en este territorio es la existencia de grandes cantidades de bosques. Desde hace muchos años los pobladores han realizado esfuerzos por conservar sus recursos que en buena parte son de propiedad comunal. Además de abastecerles de madera y leña para sus actividades cotidianas estos bosques también les proporcionan fuentes de agua que son vitales para la región.

Actualmente la población es de más de 340.00 habitantes aproximadamente. Es de predominancia Maya- K’iche’, que se dedica a la producción de trigo, papa, frijol, maíz y haba, así como a la crianza de ganado ovino del cual obtienen la carne y lana que se utiliza en la confección de tejidos. Hay una fuerte producción de artesanías tales como: tejido, alfarería, cerámica; y la fabricación de muebles de madera.

En cuanto a la producción de cerámica, Totonicapán es uno de los centros artesanales más importantes del país, desde la colonia. Aquí se produce la cerámica pintada, mayólica, y vidriada, ya sea de tipo utilitario o religioso, que progresivamente se ha estado exportando hacia los Estados Unidos y Europa. En este tipo de producción, intervienen las familias durante todo el proceso, utilizando tornos a la usanza colonial y grandes hornos de leña en la cual se quema el producto. Actualmente hay cambios sustanciales con la introducción de tornos y hornos eléctricos, así como nuevas mezclas de minerales para los barnices que se utilizan. Entre los productos de cerámica que pueden encontrarse están los incensarios, vajillas completas, candeleros, miniaturas, comales, sartenes, platos decorativos, y lápidas, entre otros.

Y para terminar, unos lugares pintorescos para visitar

Cueva de San Miguel. Es de origen volcánico y se encuentra en jurisdicción municipal de Totonicapán, cabecera del departamento. Alrededor de ella se han tejido innumerables leyendas y anécdotas, muchas de las cuales son verdades absolutas para la mayor parte de lugareños. La caminata hacia ella es muy agradable. El sitio en donde se encuentra es un paraje hermoso, ideal para descansar, meditar o integrarse a la Naturaleza.

Cueva de Chumundo-Cárcel. Esta gruta reviste enorme interés antropológico, debido a que es un sitio sagrado para los k’iche’es locales y para algunas comunidades humanas de la lejana costa del Océano Pacífico. Sus sacerdotes o sajorines, acuden frecuentemente para orar en medio del humo de velas y de pom-incienso que llega a saturar la bóveda. Están en jurisdicción de San Francisco El Alto, en un sitio semiquebrado que pertenece a estribaciones montañosas. Es un bello paraje, con maravillosas vistas hacia el Valle de Quetzaltenango y sus alrededores.

Las Nueve Sillas. Éste es un sitio de increíble belleza escénica, encajonado en el desfiladero del recién nacido Río Samalá. Una parte del atractivo es la imponente presencia de acantilados rocosos que bordean la corriente. El lugar es muy visitado y su fama trasciende el ámbito regional. Para interpretar las fuerzas de la Naturaleza , caminar, pasear, fotografiar, conocer el medio o meditar, el acantilado de las Nueve Sillas no tiene rival. El entorno es agreste pero de gran accesibilidad; se encuentra en jurisdicción de San Francisco El Alto.

Termas La Guaca. Según dicen algunos, el nombre es una corruptela de la expresión ¡el agua caliente! (la guacaliente). Son las fuentes sulfurosas de la ciudad de Totonicapán. Muy visitadas y famosas, ya que se asegura que poseen propiedades medicinales; para muchas personas su empleo tiene profunda significación ritual, para otras es la oportunidad de un baño revitalizador, calientito y delicioso. Su cercanía a la cabecera las hace accesibles.

Termas de Momostenango. La población de Momostenango, que está conectada por medio de la Carretera Departamental 2 a la Ruta Interamericana (CA-1), posee innumerables fuentes termales que surgen junto a sus corrientes. Algunas son de trascendencia artesanal: en ellos se sumergen los distintivos ponchos momostecos, poco antes de peinarlos para darles el acabado final. En otras fuentes se han habilitado balnearios sulfurosos, agradables e intensamente frecuentados. Los más populares son Palá, Palá Chiquito, Palá Grande, El Barranco, Salitre y Paxeyú.Riscos de Momostenango.

Los riscos de Momostenango. Los riscos son la bandera ecoturística de Totonicapán. Se hallan en el municipio de Momostenango, un poco al norte del departamento. Constituyen una formación rocosa, de formas extravagantes, que ha resultado como consecuencia de un largo proceso de erosión sobre las laderas de los cerros. Son, por consiguiente, las raíces enhiestas de montañas desaparecidas, cubiertas de minúsculos granos minerales que, según les incida la luz, despiden miríadas de reflejos de extraña fascinación. En 1955 fueron declarados Parque Nacional. Este lugar es un paseo obligado e inolvidable.

Y por supuesto todo visitante que viene a Toto, ha de visitar su fenomenal Teatro de estilo clásico.Teatro de Totonicapán.

Espero hayan disfrutado de este pintoresco departamento.
 
La próxima semana entrevistaremos a un habitante de  una aldea de Totonicapán que nos dejará con la boca abierta y el estómago «a punto».  Hablaremos de  mi amigo Ancelmo Roberto Sapón Choxóm.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *