Barbastro, Cultura

Crítica de cine: «MILLENNIUM 1: Los hombres que no amaban a las mujeres»

Ficha Técnica

Dirección: Niels Arden Oplev.
País: Suecia.
Año: 2009.
Duración: 150 min.
Género: Thriller.
Interpretación: Michael Nyqvist (Mikael Blomkvist), Noomi Rapace (Lisbeth Salander), Lena Endre (Erika Berger), Sven-Bertil Taube (Henrik Vanger), Peter Haber (Martin Vanger), Peter Andersson (Nils Bjurman), Marika Lagercrantz (Cecilia Vanger), Ingvar Hirdwall (Dirch Frode), Björn Granath (Gustav Morell), Ewa Fröling (Harriet Vanger).
Guión: Nicolaj Arcell y Rasmus Heisterberg; basado en la novela de Stieg Larsson.
Producción: Søren Stærmose.
Música: Jacob Groth.
Fotografía: Eric Kress.
Montaje: Anne Østerud.
Diseño de producción: Niels Sejer.
Vestuario: Cilla Rörby.
Estreno en Suecia: 27 Febrero 2009.
Estreno en España: 29 Mayo 2009.Imagen del film.

Sinopsis

Hace 40 años, Harriet Vanger desapareció de una reunión familiar en una isla que pertenece y es habitada por el poderoso clan Vanger. Su cuerpo nunca se encontró; sin embargo, su tío está convencido de que fue asesinada, y de que el asesino es un miembro de su propia familia. Entonces contrata a Mikael Blomkvist (Michael Nyqvist), periodista caído en desgracia, y a la hacker informática Lisbeth Salander (Noomi Rapace) para investigar el caso. Será cuando la pareja relaciona la desaparición con unos grotescos asesinatos de hace cuarenta años cuando comiencen a desentrañar una oscura y horrible historia familiar. Pero los Vanger son una familia reservada, y Blomkvist y Salander están a punto de averiguar lo lejos que están dispuestos a llegar para protegerse. «Millennium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres» es la primera parte de la trilogía de novelas «Millennium», escrita por Stieg Larsson.

Crítica por Fer Broto

La semana pasada visitó a nuestra querida sala del cine Cortés una de las sorpresas que ha dado la taquilla -con sus más de 25.000 espectadores, con más de siete millones de euros recaudados- que se basa en la trilogía convertida en bestseller del mismo nombre escrita por el tristememente fallecido escritor sueco Stieg Larsson.

He de decir que yo no he leído ninguno de los tres libros y otros compañeros recalcan que la película es excesivamente fiel a la obra de Larsson. Posiblemente eso le quite frescura y hace que el director adquiera un formato más propio del mundo televisivo que de la gran pantalla. Y desde estos parámetros arranca y luego desarrolla toda la trama

La puesta en escena es eficaz, por momento abre pequeñas grietas que no llegan a hacerse más grandes, la pareja protagonista parte de lugares opuestos para juntarse en la acción, que es el motor de la película: la desaparición hace 40 años de Harriet Vanger. Esto es de lo mejor del filme, cómo va dosificando la información de la pareja protagonista a favor de la trama.

Pero, claro, con eso solo no basta. Porque la cinta dura nada más y nada menos que dos horas y media de metraje mal aprovechado. El ritmo narrativo es muy lento, todo ello sin llegar a aburrir, manteniendo la tensión que requiere un proyecto como éste.

Pero deja sin perfilar lo mas mínimo al resto de sospechosos, colocándoles solo una foto con un nombre debajo. No se profundiza lo mas mínimo en el pasado de éstos ni su evolución en el presente.

También deja escapar la oportunidad de enmarcar la acción en las historias de traición y dinero con el régimen nazi instalado en Suecia durante la II Guerra Mundial. Si hubiera hecho caso a alguna de estas sugerencias la película habría aumentado exponencialmente los elementos artísticos y hubiera dejado de ser un mero thriller facilón.

¿Los actores? Pues la que sale ganadora del duelo interpretativo es Noomi Rapace -por cierto, hija del cantaor pacense Rogelio Durán- que hace suyo el papel y se aleja de los histrionismos al que podría tender el personaje, es cierto tiene una defensa bastante fácil, pero mantiene el pulso y evita que se convierta en una sucesión de clichés y tópicos.

Michael Nyqvist no termina de coger con firmeza la manija de dirección, y se queda a medio camino, soso, plano, sin matices, sin poder atisbar una evolución en el desarrollo del personaje. En verdad lo único que hace bien es mantener viva la gran química que generan los dos personajes protagonistas.

Del resto no se puede decir nada, son meros figurantes, incluso Martin Vanger -el asesino- son sólo manchas que llenan el escenario, así que todos los demás se quedan sin poder ser calificados.

No me gustaría olvidarme de la bonita fotografía que enmarca la acción en unos preciosos bosques suecos y que parece querer resaltar lo salvaje de esta naturaleza.

Ya para concluir mi recomendación es que vayan a verla sin ninguna pretensión y abstrayéndose en lo posible de lo que haya podido leer o escuchar acerca de la película, y sabiendo que dura más 2 horas y media y no es una peli de acción. Así podrán disfrutar de un thriller europeo que tiene otro tipo de estructura a la de los americanos

Previous ArticleNext Article

1 Comment

  1. Un thriller bien realizado, sin grandes e imposibles escenas de acción tan típicas en el cine americano, y que engancha para llegar hasta el final. Además ya no tienes que leerte el libro de 665 páginas en la edición de Destino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.