• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Alto Aragón, Barbastro, En portada

El Ayuntamiento de Barbastro adjudica la segunda fase de la restauración de El Moliné

El Moliné. José Luis Pano. El Ayuntamiento de Barbastro ha adjudicado a la empresa Consdimaco una separata de la segunda fase del Proyecto de Restauración y Recuperación del edificio «El Moliné», que asciende a 137.546,66 euros, lo que supone una reducción del 12,304 por ciento respecto al precio de salida. El plazo de ejecución de esta obra es de 16 semanas.

El alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, y el concejal de Urbanismo, Luis Sánchez, han presentado la segunda fase de la rehabilitación y acondicionamiento interior e instalaciones del emblemático inmueble.

Concretamente, esta separata contempla la limpieza, restauración y montaje de la maquinaria; la instalación de electricidad e iluminación, así como de climatización y ventilación; trabajos de albañilería, trasdosados y revestimientos; la carpintería exterior y la cerrajería, además de diversas actuaciones previas y trabajos varios de acondicionamiento del inmueble.

Puertas abiertas para visitar la finalización de la primera fase. JLP.Esta separata de la segunda fase se suma a los trabajos realizados en la primera, que contó con un presupuesto de 202.092,70 euros y consistió en el saneamiento y la limpieza general del edificio, la reconstrucción estructural de forjados y de cubierta y a la restauración de fachadas del edificio.

La tercera fase para completar la recuperación del inmueble como Centro Cultural es el desarrollo del proyecto museográfico y su equipamiento.

Se trata de recuperar un edificio emblemático que simboliza el pasado industrial de la ciudad y que se convertirá en la sede del Centro de Estudios y Recursos de la Memoria de las Migraciones de Aragón incorporando en la visita museográfica el proceso de la molienda del trigo, relacionando la búsqueda de alimentos básicos y los movimientos migratorios.

Presentación de la segunda fase. JLP.El Moliné, que tiene una superficie útil de 947 metros cuadrados, albergó la antigua fábrica de harinas La Verense, desaparecida en un incendio ocurrido en junio de 2005, cuando se estaba finalizando la rehabilitación completa de este edificio.

Previous ArticleNext Article

3 Comments

  1. En las circunstancias de crisis actual, no veo esta inversión como prioritaria cuando hay otros frentes más acuciantes de los que ocuparse en estos momentos.

  2. Poco talento demuestran nuestros gobernantes en los tiempos que corren, al malgastar tantos millones en un bodrio como ése que sólo servirá para crear más gasto y lo único que hace ahí, es estorbar para poder ensanchar y urbanizar bien ésa zona, cada vez más transitada. Con los millones que han gastado y van agastar en ésa inutilidad se podrían haber hecho otras obras bastante más necesarias y provechosas para todos en nuestra ciudad. Si nuestros administradores no piensan mejor dónde gastar el dinero público, apañados vamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *