• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Consumo, Huesca

Ahorrar con las facturas domésticas

¿Cómo podemos ahorrar con nuestras facturas domésticas?

Una de las formas más simples de obtener dinero, es ahorrándolo. Queremos proponerle a los consumidores algo muy simple: Apagar el gasto y encender el ahorro. Y esto podemos lograrlo modificando nuestros hábitos de comportamiento tanto en casa como en el coche.

Las familias somos responsables del 30% del consumo total de energía del país, del cual un 18% corresponde a consumo doméstico y el 12 % a la utilización del coche.

La primera medida de ahorro es contratar la potencia adecuada para nuestro hogar. Hay que revisar el contrato y el conjunto del equipamiento eléctrico del hogar. Les recomiendo un par de formas de lograrlo: la primera, sería ver por internet las páginas de la Comisión Nacional de Energía (CNE), donde se incluye un comparador de ofertas de energía en electricidad y gas natural. Pero si prefieren hacer personalmente la consulta, la segunda opción sería acudir a la asociación de consumidores Red RAI donde revisamos sus recibos y contratos y los acompañamos a su proveedor para readecuar su consumo a sus verdaderas necesidades.

Y dentro de casa, ¿cómo podemos ahorrar dinero?

Comencemos haciendo un paseo por nuestra casa.
Ubiquemos a continuación las tres bombillas de luz que más utilizamos a lo largo del día, y de la noche. Si cambiamos las bombillas de toda la vida por bombillas de uso eficiente, reduciremos el 50% de los gastos de iluminación. Por la noche, no olvidemos de desenchufar los cargadores del móvil. Y hay que evitar dejar en stand by, es decir, dejar encendida la lucecita del piloto, roja en unos casos y azul de otros, de los aparatos domésticos cuando nos vayamos a acostar.

En la vivienda, hay que graduar el termostato para tener una temperatura ideal de 20ºC. Por cada grado que suba o baje de esta medida, ahorrará o gastará un 8%.

Es importante aislar la casa con doble acristalamiento y burletes en puertas y ventanas. Con un buen aislamiento térmico puede ahorrarse entre un 20 y 40% de calefacción.

Hay que ajustar la potencia de las lámparas a las necesidades de iluminación de cada estancia de la casa. Debemos ubicar también las zonas de la casa donde estamos más tiempo, como la cocina. Si utilizamos tubos fluorescentes en la cocina, ahorraremos energía, siempre y cuando no los apaguemos y encendemos continuamente.

La cocina también es un buen lugar para ahorrar

La cocina es la estancia donde se encuentra el mayor gasto energético del hogar. Sólo el frigorífico consume el 18% de la electricidad.

Frigorífico: podemos ahorrar hasta un 15% de energía si regularmente lo descongelamos y mantenemos limpio. Hay que abrir las puertas del frigorífico solo el tiempo necesario para evitar que se pierda el frío acumulado. No olvide que no debemos meter alimentos calientes en el frigorífico.

Lavadora y lavavajillas: al adquirir estos electrodomésticos, es necesario que incluyan una etiqueta energética A, o A más o A más más. En la lavadora y el lavavajillas se deben seleccionar bajas temperaturas para ahorrar electricidad, de preferencia por debajo de 60º C.

Las comunidades autónomas lanzan cada año los denominados Planes Renove dirigidos al recambio subvencionado en función del tipo de electrodoméstico. Puede informarse en su asociación de consumidores, en la página del IDAE y en el Departamento de medio ambiente del Gobierno de Aragón.

¿Y en el resto de la casa?

Televisión: Cuando apagamos la televisión solamente con el mando a distancia, quedan activados o en espera algunos componentes. Es necesario apagar la televisión a través de sus propios interruptores

El baño: el consumo de agua caliente en los hogares alcanza el 26% del gasto total de energía en el hogar. La tecnología pone a nuestra disposición una serie de aparatos que tienen como objetivo el ahorro de agua:

– Los reductores o limitadores de caudal que pueden ahorrarnos entre un 30% y un 45% de líquido.
– Los perlizadores
– Los limitadores de descarga de la cisterna limitan la cantidad de agua que se vierte al tirar de la cadena del váter. Con los limitadores nos queda la opción de hacer una descarga de agua «normal» o reducida.
– También existen los limitadores de llenado de la cisterna.

Decías al principio que el coche representa un 12% de gasto de energía en nuestro presupuesto

El coche: Debemos utilizar menos el coche y más los transportes eficientes como la bicicleta, el autobús o el tren. Si dejamos de usar el 1% de los coches privados para ir al trabajo, ahorraríamos más de 20 millones de litros de combustible. Practicar una conducción eficiente aumenta la seguridad vial y reduce el consumo de carburante y de emisiones contaminantes asociadas y ahorra un promedio del 15% en emisiones de CO2

Algunas indicaciones sobre conducción eficiente:

• Arrancar el motor sin pisar el acelerador.
• Circular todo más posible en las marchas más largas
• En ciudad, siempre que sea posible, utilizar la 4ª y 5ª marcha.
• Mantenerla lo más uniforme posible; evitando los frenazos, aceleraciones y cambios de marchas innecesarios.
• Moderar la velocidad: el consumo de carburante aumenta en función de la velocidad Un aumento de velocidad (pasar por ejemplo de 100 a 120 km/h), significa un aumento del 44% en el consumo
• Frenar de forma suave con el pedal del freno.
• En paradas prolongadas (por encima de 60 segundos), es recomendable apagar el motor.
• Conducir siempre con una adecuada distancia de seguridad y un amplio campo de visión que permita ver 2 ó 3 vehículos por delante.

Y si seguimos estos consejos ¿hasta cuánto podemos ahorrar, más o menos?

Siguiendo estos consejos, podemos ahorrar hasta mil euros al año:

Electricidad nos ahorramos 120 euros
En calefacción, 400 euros
En iluminación, 48 euros
En electrodomésticos, 90 euros, y
En el coche 410 euros.

Para los que buscan información en internet, pueden buscar la página del Instituto para la diversificación y ahorro de energía, IDAE. En la página del IDAE, por ejemplo, tienen programas gratuitos donde se aprende a ahorrar energía en la vivienda o en el uso del automóvil. Existen cursos sobre cómo ahorrar energía mientras trabajas: cómo ahorrar energía con tus electrodomésticos; cómo conducir de forma eficiente y también incluyen propuestas para la calefacción y agua caliente sanitaria en tu vivienda o en tu comunidad de vecinos. Tienen también una página en facebook que incluye un enlace con la Fundación La casa que ahorra.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *