• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Barbastro, Naturaleza

Homenaje a los pioneros del montañismo en Barbastro

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Luis Masgrau, Figuerola, Arqué, Broto, Calvo y José Masgrau. Estela Puyuelo.Montañeros de Aragón de Barbastro congregó en la noche del sábado a más de un centenar de personas en el restaurante Flor, entre ellas el presidente de la Federación Aragonesa de Montaña y vicepresidente de la española, el barbastrense Luis Masgrau, para celebrar su cena montañera, que sirvió para rendir homenaje a los pioneros del montañismo en la capital del Somontano, así como a los colaboradores más fieles al club.

La cena tuvo un cariz histórico ya que por primavera vez el club de 63 años de antigüedad reunió a varias generaciones para recordar los inicios en la posguerra, sus grandes hitos, sus excursiones al Cotiella, Aneto, la Maladeta, las invernales, el descubrimiento de los barrancos de la sierra de Guara, los trágicos sucesos («Este es un club que ha escrito parte de su historia con sangre», llegó a decir el veterano vicepresidente y también homenajeado Paco Lacau).

Homenaje a los veteranos montañeros. Estela Puyuelo.La cena y gala del montañismo tuvo dos partes. En la primera en la que se rindió merecido homenaje a los fundadores todavía vivos del club, así como a los veteranos montañeros que han tomado el relevo; y la segunda, con acento francés, en la que se revitalizaron los estrechos lazos de unión con el Club Alpino de Tarbes, aprovechando la presencia de un nutrido grupo de excursionistas galos que participaron en el ya habitual encuentro de hermanamiento entre ambas localidades y que en esta ocasión tuvo como escenario la sierra de la Carrodilla de Estadilla.

En el capítulo de homenajes a los primeros veinte pioneros vivos, el club entregó una estatuilla de bronce a los socios fundadores José Blasco, Miguel Lacoma, José María Figuerola, Luis Clavo, Pepe Broto y José María Arqué (algunos presentes y otros por motivos de salud excusaron su ausencia). Todos tuvieron palabras para el primer presidente Luis Paul (y para su desgraciado accidente mientras enseñaba a rapelar en las canteras del Pueyo), así como para la treintena de pioneros que inyectaron el virus del montañismo en una sociedad barbastrense que quería disfrutar de su privilegiado entorno natural en unos tiempos duros en lo económico y en lo social.

Doulop, Masgrau y Solana. Estela Puyuelo. Después, también se quiso reconocer la labor de una segunda hornada de montañeros como Miguel Hecho, Miguel Ángel Pérez, Alfonso Noguero, Nicolás Navarro, Magín Roca que recibieron la talla de un piolet.

El quinto  presidente de Montañeros de Aragón, José Masgrau, (tras Torres,  Broto, Lacoma  y s Paul), quiso también reconocer el estrecho trabajo de un grupo de fieles colaboradores que llevan entre 40 y 20 años en el club. Así se entregó una placa honorífica a Paco Lacau, Manuel Turmo, Carmen Guardia, Javier Galindo y Pedro Solana (recientemente distinguido por la Federación Aragonesa de Montaña).

Masgrau, Solana, Guardia y Galindo. Estela Puyuelo.En cuanto a la vertiente francesa, hubo reconocimiento para el presidente del Club Alpino de Tarbes Serge Dulout y para Francois Franco, propiciador del hermanamiento de las dos asociaciones montañeras que ayer disfrutaron de una marcha hacia el monasterio del Pueyo.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies