• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Barbastro, Consumo

CHA-Barbastro presenta una moción en contra del aumento de días festivos de apertura de las grandes superficies comerciales

El próximo Pleno del Ayuntamiento de Barbastro debatirá y votará una moción del Grupo Municipal de Chunta Aragonesista en defensa del comercio de esta ciudad, en la que se solicita rechazar la medidas de liberalización comercial aprobadas por el Gobierno central en el Título V del Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio y las medidas adoptadas por el Gobierno de Aragón en el Decreto-Ley 1/2013, de 9 de enero, especialmente en lo que se refiere la ampliación de ocho a once del número de domingos y días festivos en que los comercios sin libertad de horarios podrán permanecer abiertos al público.

El Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, establece en su Título V medidas de liberalización comercial gravemente perjudiciales para el pequeño comercio aragonés, mediante la modificación de determinados preceptos de la Ley 1/2004, de 21 de diciembre, de horarios comerciales.

En primer lugar, el citado Real Decreto-Ley modifica el apartado 1 del artículo 3 a fin de que el horario global en que los comercios podrán desarrollar su actividad durante el conjunto de días laborables de la semana no pueda restringirse por las Comunidades Autónomas a menos de 90 horas, cuando hasta hora el mínimo era de 72 horas.

En segundo lugar, se modifica el artículo 4 de modo que el número mínimo de domingos y días festivos en los que los comercios puedan permanecer abiertos al público sea de dieciséis, si bien las Comunidades Autónomas podrán modificar dicho número en atención a sus necesidades comerciales, incrementándolo o reduciéndolo, sin que en ningún caso se pueda limitar por debajo de diez (hasta ahora eran ocho) el número mínimo de domingos y festivos de apertura autorizada; además, se añade que las Comunidades Autónomas, para determinar los domingos y festivos de apertura, deberán atender de forma prioritaria al atractivo comercial de los días para los consumidores, de acuerdo con cuatro criterios: a) la apertura en al menos un día festivo cuando se produzca la coincidencia de dos o más días festivos continuados; b) la apertura en los domingos y festivos correspondientes a los períodos de rebajas; c) la apertura en los domingos y festivos de mayor afluencia turística en la Comunidad Autónoma; d) la apertura en los domingos o festivos de la campaña de Navidad.

Y, en tercer lugar, se modifica el artículo 5 a fin de que en los municipios con más de 200.000 habitantes que hayan registrado más de 1.000.000 de pernoctaciones en el año inmediatamente anterior (el caso de la ciudad de Zaragoza) deba declararse, al menos, una zona de gran afluencia turística, en la que los establecimientos tendrán plena libertad para determinar los días y horas en que permanecerán abiertos al público.

Por su parte el Gobierno de Aragón ha aprobado el Decreto-Ley 1/2013, de 9 de enero, por el que se modifican la Ley 9/1989, de 5 de octubre, de ordenación de la actividad comercial y la Ley 7/2005, de 4 de octubre, de horarios comerciales y apertura de festivos. Su finalidad es adaptar la legislación aragonesa al Real Decreto-ley 20/2012. En este Decreto-Ley se fija en noventa horas (el mínimo determinado por el referido Real Decreto-Ley estatal) el horario global en que los establecimientos comerciales podrán desarrollar su actividad durante el conjunto de días laborables de la semana. Sin embargo, en lo que se refiere al número de domingos y días festivos en que los comercios podrán permanecer abiertos al público, no se establece el mínimo de diez, sino que se amplía a once.

Para Valero Aguayos, se está legislando favoreciendo los intereses de los grandes centros comerciales frente al comercio de cercanía, con el argumento de la creación de empleo, cuando las consecuencias serán la destrucción de puestos de trabajo tanto de autónomos como por cuenta ajena en los pequeños comercios, y la precarización de las condiciones de trabajo y de vida de los empleados en grandes superficies, que tendrán que trabajar festivos y fines de semana».

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *