• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Barbastro, Cultura

Literatúrate: Los engranajes de la escritura

Caminaba con paso lento, como siempre, absorta y mínimamente conectada al exterior. Había dominado esa técnica, másPrensa de libra (Barbastro). ¿Cuáles son los engranajes de la creatividad? que nada para no sufrir, ni accidentes, ni acabar sobre todo en el lado opuesto de mi ciudad, Barbastro. Pero a veces pequeños detalles de la realidad pellizcaban mi atención, como aquella mañana de domingo que andaba por la Calle las Fuentes camino a la casa de mi hermana; y su estampa me atrapó. Me detuve frente a ella, el sol acariciaba mi rostro y sus finos rayos me obligaron a cerrar los ojos. Ante mí y por el breve espacio tenía para ver, capté su esencia; y su esencia revoloteó en mi mente moviendo mis engranajes de la creatividad y formulándome muchas preguntas que en principio no tenían respuesta.

Me acerqué a ella con cautela, no por miedo sino impresionada por todo lo que me evocaba y la rodeé con el sentimiento que produce algo que ves por primera vez, aunque realmente no lo fuera, pero en ese momento para mí, fue todo un descubrimiento.

Me fijé con detalle en la prensa y mi mente comenzó a elucubrar: sI con las olivas a través de la prensa se conseguía el aceite… ¿qué se obtiene de las palabras? Y más allá de esa simple pregunta, ¿qué mecanismos mueven a una persona a escribir?

Pues yo no sé qué mueve a los demás, me imagino que cada uno escribe por un motivo y no me refiero a que le guste escribir o que se le de más o menos bien… me refiero al impulso… ¿qué impulsa realmente a un escritor?

Tenía que sentarme.

El soliloquio iba a ser largo; algo se había despertado en mi mente y me hacía pensar el motivo por el cual yo escribía. Hasta ese momento, nunca me lo había planteado. Escribo… bueno creo que nací ya escribiendo… mis recuerdos son lejanos. Siempre estaba con una libreta entre las manos escribiendo cuentos e historias o simplemente redescribiendo finales; o si no… leyendo.

Con sentido o sin él, siempre he escrito… así que para mí es una necesidad… casi como el comer o el beber… solo sé que cuando no he podido escribir, me he sentido fatal. Era como una acumulación de historias, personajes, frases y demás, que estaban deseando salir de mi cabeza y cobrar vida en el papel.

Pues sí, todo se forma en mi mente.

La mayoría de las veces son escenas que veo, pero las visiono en mi cabeza; es como si viera una película, pero un film que solo puedo ver yo. Así de fácil y a la vez así de difícil, porque muchas veces quiero cambiar algún detalle y mis personajes se me revelan… por eso digo que no es sencillo, que me debo a ellos, mis protagonistas, y que soy la persona que les pone en contacto con el exterior.

Como es constante, la visión de: imágenes, personas, palabras, lugares y demás, debo, para mi tranquilidad, sacarlo y escribirlo, porque sino creo que me volvería loca…

Seguía sentada en el mismo sitio, con la mirada perdida y manteniendo esa conversación conmigo misma. Me gustó tanto el soliloquio, que no quería perderme detalle, así que lo anoté en la libreta que siempre llevo en el bolso.

Cuando anoté todo, la guardé. Miré el reloj, llegaba tarde como siempre. Suspiré. Mi hermana ya estaba acostumbrada a mi impuntualidad, así que me relajé y me dirigí a su casa con una gran sonrisa dibujada en mi cara.

Previous ArticleNext Article

2 Comments

  1. Antes de entrar en librodearena, creía que algo sabía escribir, pero al leeros, me di cuenta que no había nada que haxcer con mis sueños de futura escritora. Es muy bueno lo que escribe, no se que decirte, muchos besitos amiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *