• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Economía, Huesca

Adjudicada la construcción y explotación de la Zona II del servicio público de valorización y eliminación de residuos de construcción y demolición

El Departamento de Medio Ambiente ha adjudicado la construcción de once instalaciones para el tratamiento de los residuos de construcción y demolición correspondientes a la Zona II de este servicio, compuesta por las comarcas de Cinca Medio, La Litera, Monegros, Ribagorza, Sobrarbe y Somontano de Barbastro. Así, ha destacado la directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Marina Sevilla, se continúa con la implantación progresiva del servicio público de eliminación y valorización de escombros que no procedan de obras menores de construcción y reparación domiciliaria en la Comunidad Autónoma de Aragón, que entró en vigor el pasado mes de abril con la publicación de la Orden en el BOA y la adjudicación del primer paquete de obras, correspondiente a Zaragoza y 16 municipios del entorno (Zona IV).

Sevilla ha señalado que la construcción de estas instalaciones, sumadas a las de las otras dos zonas ya adjudicadas, permitirá dar cobertura al 83% de los residuos de construcción generados en la Comunidad Autónoma de Aragón. Además de conseguir una gestión avanzada de los residuos, ha añadido la directora general, «la explotación de las instalaciones durante 25 años permitirá la creación de 18 puestos de trabajo directos».

La UTE Construcciones y Desmontes Marco S.A. – PROMINSA ha resultado la adjudicataria de la Zona II, que requiere una inversión para acometer la construcción de las instalaciones de 2.255.624 euros. El presupuesto de adjudicación es de 32.198.261,63 euros, que incluye la construcción de las instalaciones y su explotación durante 25 años, siguiendo el modelo de concesión de gestión de servicio público.

De este modo, esta zona contará con una red integrada de 11 instalaciones de valorización y eliminación de residuos de construcción y demolición. La instalación de cabecera y el vertedero de mayor capacidad de la zona se implantarán en Binaced. En los términos municipales de Barbastro, Tamarite de Litera, Sariñena, Aínsa-Sobrarbe y Capella se construirán vertederos, mientras que en los términos municipales de Tolva, Broto, Peñalba, Laspaules y Grañen se ubicarán estaciones de transferencia.

Esta red de instalaciones permitirá el acopio de residuos de construcción y demolición, su caracterización y pesaje. En la instalación de cabecera se construirá la base de operaciones de una planta de valorización móvil de residuos. En cada instalación los residuos serán sometidos a una inspección visual y control de caracterización, pesados en el vehículo de transporte y descargados para su clasificación. En este proceso, los residuos serán sometidos un triaje manual para la separación de impropios y gestión externa de residuos peligrosos y no peligrosos que aparezcan mezclados con los de construcción y demolición tales como latas de pintura, fluorescentes, voluminosos, urbanos, etc., así como los que sean valorizables, como maderas y metales. Posteriormente, los residuos se someterán a un proceso de criba para la separación de la fracción pétrea en función de su tamaño, y se procesarán para la obtención de materias primas de segunda generación, tales como áridos reciclados o suelos de relleno. Los vertederos contarán con una zona de servicios, separada de la zona de gestión donde se encentrarán el edificio de control y de explotación.

El gestor del servicio público recuperará los materiales de construcción para producir áridos reciclados y otros materiales de construcción de segunda generación, la elaboración de suelos para recuperar espacios degradados y otras actividades de valorización eliminándose sólo aquellas fracciones no valorizables. Con esta red de instalaciones se logrará el objetivo de valorización material de al menos el 50% de los residuos gestionados en la Zona.

De esta manera se satisfará la demanda de operaciones de reciclaje, valorización y eliminación de residuos de construcción y demolición garantizando la consecución de la autosuficiencia en la eliminación de estos residuos y la aplicación del principio de «quien contamina paga». Así, los costes de gestión se establecerán en función del tipo y volumen de los residuos, de manera que se penalizará la eliminación de residuos sin clasificar fracciones, pagando más aquellos que eliminen residuos mezclados sin tratamiento previo. El sistema tarifario introducirá incentivos para el pretratamiento y clasificación y para el reciclaje de los residuos.

Servicio público

El tratamiento de residuos de construcción y demolición fue declarado servicio público autonómico mediante la Ley 26/2003, de Medidas Tributarias y Administrativas, y se viene desarrollando, tal como establece del Plan de Gestión Integral de los Residuos de Aragón (GIRA).

Para la prestación del servicio público de eliminación y valorización de residuos de construcción y demolición, la Comunidad Autónoma de Aragón se ha dividido en seis zonas, según criterios de proximidad, optimización y minimización de costes para los productores. De esta manera, la Comunidad Autónoma contará con una amplia red de más de cincuenta instalaciones distribuidas a lo largo de todo el territorio aragonés.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *