• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Alto Aragón, Barbastro, Huesca

Unos 150 montañeros de Aragón coronan el Aneto en la tercera entronización de la Virgen del Pilar

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

José y Luis Masgrau con Ramón Tejedor. Miguel Hecho.La familia montañera de Aragón rememoró ayer la gesta realizada en agosto de 1956 por un grupo de entusiastas de la montaña y amantes de su tierra cuando entronizaron una talla de la Virgen del Pilar en la cumbre del Aneto (3.404), el pico más alto de los Pirineos, para unir ambos símbolos de la cultura y la identidad aragonesa.

Aquella gesta de la montaña aragonesa -impulsada por el semanario barbastrense El Cruzaro Aragonés- estuvo marcada por la colocación de un cruz por parte de montañeros catalanes, en lo que se entendió como un intento más de la Comunidad vecina de apropiarse lo ajeno.

67 años después, Montañeros de Aragón de Barbastro y de Zaragoza acometieron en la jornada de ayer una jornada que tuvo mucho de recuerdo, de simbolismo y de reafirmación del sentimiento de aragonesismo que envuelve al Aneto, pero también de plasmación de los valores de la montaña de colaboración y generosidad.

La Virgen del Pilar se colocó por tercera vez en el Aneto este miércoles por obra del carpintero metálico de Barbastro Desiderio Solano y su equipo, que ha construido una columna de acero inoxidable a la que ha atornillado la talla, que fue restaurada por el artista madrileño afincado en el Somontano, Fermín de Bedoya. De esta forma, la escultura queda perfectamente ensamblada y será muy difícil que vuelva a ser desbancada como ocurrió en 2011.

Para honrar a la patrona de Aragón, de la Guardia Civil y de la Hispanidad como se merece, alrededor de 150 montañeros participaron en la mañana de ayer de una expedición que partió del refugio de la Renclusa a las seis de la mañana. En ella participaron miembros de Montañeros de Aragón Barbastro, de Zaragoza, de la Federación de Montaña Aragonesa, con su presidente a la cabeza el barbastrense Luis Masgrau, de la UME y de la Escuela Militar de Jaca, efectivos del GREIM de la Guardia Civil, vecinos de Benasque, del colegio de economistas de Zaragoza, así como montañeros llegados de otras partes de Huesca como de Monzón, Binaced o Binéfar y hasta de otros rincones fuera de Aragón, entre los que se encontraban montañeros madrileños y asturianos que quisieron sumarse a esta iniciativa.

Celebración de la eucaristía. Miguel Hecho.La jornada fue difícil ya desde el día previo a la excursión. Las lluvias de los últimos días, sumadas a la fuerte fusión de nieve, ha hecho subir de forma excepcional el nivel del agua en el lago estacional que se forma en Plan de Están, antes de llegar a la Besurta. Esto provocó que algunos coches quedaran atrapados y no pudieron llegar al parking de la Besurta por lo que tuvieron que caminar una hora hasta el refugio de la Renclusa, a lo que se le añadió otra más de vuelta ayer tarde, con el cansancio acumulado de la ascensión y el descenso al Aneto.

Una vez en el refugio de la Renclusa, la expedición montañera partía a las seis de la mañana. El Aneto sorprendió a los montañeros con una climatología «invernal, inapropiada para este mes de junio», señalaba el presidente de la federación aragonesa de montaña, Luis Masgrau.

El pico más alto de los Pirineos recibió a los montañeros con abundante espesor de nieve, que ya apareció en el refugio de la Renclusa, niebla y viento lo que obligó a utilizar camprones y a extremar la cautela ya la niebla rodeaba al Aneto. Más cuidado hubo que tener en el estrecho y delicado Paso de Mahoma, que se solventó con el uso de la cuerda fija, operativo que instaló el cuerpo de la Guardia Civil. Al final, según el horario previsto y tras seis horas de ascensión se lograba coronar el techo de Aragón donde les recibió la talla de la Virgen del Pilar pero también bajas temperaturas y el viento que impidieron la celebración de la eucaristía. Sin embargo sí que se celebró la ofrenda de flores, un acto religioso oficiado por el sacerdote y montañero Pedro Estaún, y tampoco faltaron las jotas para caldear el gélido ambiente. La misa se dejó para el descenso en la cota 3.300 cuando habían desaparecido la niebla y el calor de la tarde fue templando la temperatura.

El paso de Mahoma. Miguel Hecho.El descenso se realizó de la misma manera, con camprones y la cuerda fija para el angosto Paso de Mahoma, aunque el buen tiempo contribuyó a realizar una excursión más agradable que el ascenso. Seis horas después se llegaba al Hotel Los Llanos del Hospital, donde la expedición pudo descansar y reponer fuerzas con una merienda de confraternización.

El presidente de Montañeros de Aragón Barbastro, – club impulsor de esta nueva entronización de la virgen-, José Masgrau, se mostraba «satisfecho por el deber cumplido, aunque cansado. Hace un año dijimos que volveríamos a poner la Virgen como hicimos en 2007 y lo hemos conseguido. Estamos contentos aunque el día ha sido duro y el Aneto estaba con muchísima nieve, como nunca lo había visto así por estas fechas. Pero al final todo ha salido sin incidentes».


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies