• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Barbastro, Consumo

Afectados de la cláusula suelo protestan ante la sede del Banco Popular de Barbastro

Integrantes de la RED RAI y afectados ante la sede del Banco Popular en Barbastro. JLP.La asociación de consumidores Red de Ahorradores e Inversores RED RAI de la provincia de Huesca han llevado este jueves por la mañana a Barbastro su protesta por las cláusulas suelo que mantienen algunas entidades bancarias a pesar de ser rechazada por el Tribunal de Justicia de Europa.

Frente a la oficina del Banco Popular de la ciudad del Vero, este colectivo y una pareja de afectados por estas cláusulas suelos en su contrato hipotecario, informaron a todos los viandantes que pasaban por las calles Corona de Aragón y Avenida San Josemaría Escrivá sobre este tipo de prácticas que han sido calificadas como «abusivas» por el Tribunal Supremo y la ha declarada contraria a los intereses comunitarios.

El portavoz de este colectivo, César Torres, valora la actitud de algunos bancos que ya no ofrecen a sus clientes este tipo de cláusulas, sin embargo recalcó que todavía hay entidades como el Banco Popular que las siguen aplicando a pesar de las sentencias de los tribunales y que gracias a ello cada día se embolsan 2,5 millones de euros de beneficios.

También recordó que gracias a acciones como esta, la RED RAI ha conseguido en Huesca que entidades como Bantierra, Caixa Galicia o BBVA hayan quitado las clausulas suelo de sus contratos.

Jesús López e Isabel Tamayo son una pareja de La Puebla de Castro afectada por estas cláusulas suelo del Banco Popular de Barbastro. «Estamos viendo que aparecen informaciones del Banco de España, del Ministerio de Economía, de la UE, los tribunales de justicia que consideran ilegal y abusivas estas cláusulas y el Banco Popular las sigue aplicando y parece que se ríen de todo lo que dice la U.E. Llevamos varios meses peleando y esperamos que esto sirva para renegociar las condiciones», explican. Esta pareja quiere emprender un negocio hostelero en la localidad ribagorzana pero se ve atado a una hipoteca de 15 años en la que están pagando un interés del 3,5% a pesar de que el Euribor ha descendido al 1,60. Denuncian que en ningún momento se les explicó este tipo de condiciones. Jesús tiene un empleo de media jornada, mientras que su mujer está en paro. «Si nos bajarán el interés contaríamos con cerca de 200 euros todos los meses que podríamos destinar al nuevo negocio que queremos montar y llegar al fin de mes», apuntan.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *