Barbastro, Cultura

Crítica de cine: «Distrito 9»

Ficha Técnica

Dirección: Neill Blomkamp.
Países: USA y Nueva Zelanda.
Año: 2009.
Duración: 114 min.
Género: Drama, ciencia-ficción, acción.
Interpretación: Sharlto Copley (Wikus van der Merwe), David James (Koobus), Jason Cope (Christopher Johnson), Mandla Gaduka (Fundiswa Mhlanga), Vanessa Haywood (Tania), Kenneth Nkosi (Thomas), William Allen Young (Dirk Michaels).
Guión: Neill Blomkamp y Terri Tatchell.
Producción: Carolynne Cunningham y Peter Jackson.
Música: Clinton Shorter.
Fotografía: Trent Opaloch.
Montaje: Julian Clarke.
Diseño de producción: Philip Ivey.
Vestuario: Dianna Cilliers.
Estreno en USA: 14 Agosto 2009.
Estreno en España: 11 Septiembre 2009.

Sinopsis
Hace casi treinta años, los alienígenas contactaron por primera vez con el planeta Tierra. La raza humana esperó un ataque hostil o un gran avance en la tecnología. No ocurrió ninguna de las dos cosas. Los alienígenas eran refugiados, los últimos sobrevivientes de su planeta de origen. Al tiempo que las naciones del mundo intentaban ponerse de acuerdo en lo que tenían que hacer con ellos, las criaturas fueron instaladas de forma temporal en el Distrito 9 de Sudáfrica. Ahora, la paciencia en cuanto a la situación de los alienígenas se ha agotado. El control sobre los extraterrestres ha sido delegado en la Multi-National United (MNU), una compañía privada que lo que le interesa no es el bienestar de los alienígenas sino las formidables ganancias que les podría reportar su impresionante armamento, en el caso de que pudieran hacerlo funcionar. Hasta el momento no lo han logrado; la activación de las armas requiere ADN alienígena. La tensión entre los extraterrestres y los humanos llega a un punto crítico cuando un operario de campo, Wikus (Sharlto Copley), contrae un misterioso virus.El film se pudo visionar del 2 al 5 de octubre en el cine Cortés de Barbastro.

Crítica por Fer Broto

Esta semana hemos podido ver el taquillero proyecto- 4.200.000 € en 3 semanas- que además es la ópera prima del director Neill Blomkamp. El proyecto está apadrinado por Peter Jackson, que para todos esos devotos seguidores de la obra de Tolkien, entre los que no me encuentro yo, acudan sin pensarlo a las salas de cine.

La puesta en escena y todo el proyecto adopta la forma de documental de ficción, pero esta manera de narrar -que he de confesar me agrada bastante- solo funciona en la parte inicial de la película, conforme va avanzando se va diluyendo para acabar desapareciendo. A Blomkamp sólo se le ocurre poner subtítulos que con el tiempo que van apareciendo, pero están tan espaciados que son imposibles de seguir por el espectador, y encima no están apoyados argumentalmente, ni suponen variación alguna ni en la trama ni en el ritmo narrativo.

Solo con este inicio nos damos cuenta del deficiente nivel de la dirección que viene acompañado, eso sí, por el resto de apartados técnicos, dejando la sensación de estar viendo un producto mediocre. Personalmente me sentí engañado, claro que aquí no te devuelven el importe ni te lo cambian por otro producto como sucede cuando compras un cartón de leche y esta en mal estado…

Me sorprende que el gurú neozelandés, Peter Jackson alla puesto su nombre en el cartel, bien hay que decir que salvo la sobrevalorada trilogía del señor de los anillos, sólo ha desarrollado productos mediocres, tanto como director como productor: basta recordar la destrucción de la película clásica en su remake de King Kong… Así que, ya que hemos empezado a hablar de la producción, que me resultó especialmente decepcionante, hay que decir que el presupuesto total es de 30 millones de dólares, pero en este caso no han sabido suplirlos con imaginación: las naves, los alienígenas -sobre todo- las armas, los laboratorios, los vehículos…Todo da una sensación de pobreza, de telefilm de tarde.

¿Que podríamos decir del guión? Pues que es junto a la dirección la parte mas endeble, la idea básicamente de que en un futuro próximo – al menos 30 años- una raza alienígena es sometida por una corporación, con ejército privado y todo. Y un accidente del protagonista a causa del cual se va trasformando lentamente en alien, y éste se dará cuenta que la otra raza no es tan mala y lucharán juntos contra la malvada corporación. A ver… O sea que una especie superior, con supremacía técnica y física, con forzosamente una jerarquía definida -ya que debido al número de especímenes en un viaje interestelar sólo puede realizarse con una cadena de mando perfectamente estructurada- se deja llevar como corderos a un campo de concentración y reducidos a vagabundos y yonkis de la comida de gatos. No sé, que den un folleto explicando esto, si pueden claro.

También me llamo la atención cómo los alienígenas entienden el inglés y los humanos el alienígena, cuando es un idioma de fonética imposible. Por favor, señor Jackson, incluya también una explicación para esto en el folleto explicativo, que es tremendamente necesario.

De los actores, vamos del único actor, pues hace lo que puede, y con el escaso material que dispone, se defiende bastante bien. A mí me pareció que sin desarrollo de personaje, con una motivación casi infantil de éste, pese a todo eso, Sharlto Copley sale con un aprobado, no con nota, pero aprobado al fin y al cabo.

Me he extendido demasiado, pero es que mi estupefacción se convirtió en desazón, así que animo a cualquier fiel seguidor de Peter Jackson, dé su opinión y me corrija, algo que en todo este tiempo que me llevo encargando de la sección de cine, y pese a mis reclamaciones, aún no ha sucedido.

Por último quiero echarle la culpa a un amigo, también crítico, que me sugirió el visionado de este disparate porque él había escrito sobre Los Sustitutos, película de ciencia ficción estrenada en las mismas fechas y que por ahora con dos semanas menos ha recaudado 1.300.000€.

En fin, escojan otra actividad para su tiempo de ocio, a mí se me ocurren un montón de opciones mejores antes que ver esta película.

Previous ArticleNext Article

1 Comment

  1. Película sobrevalorada, pero que sirve para pasar el rato, sobre todo para los fans de la ciencia ficción. Resto abstenerse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *