• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Alto Aragón, Barbastro, En portada

La primigenia muralla de Barbastro podría formar parte del parque de la Barbacana

Los restos arqueológicos de lo que fue la muralla de Barbastro, encontrados en el barrio del Entremuro, podrían formar parte del futuro parque de la Barbacana que el Ayuntamiento quiere construir en la parte alta del cuartón más antiguo de la ciudad del Vero. Así lo va a recomendar el arquitecto Ignacio Lafragüeta que ha dirigido las excavaciones llevadas a cabo entre noviembre y diciembre en este entorno a raíz de los trabajos en la zona de la Barbacana que han descubierto los tramos de la antigua muralla del Barbastro musulmán. Se trata de vestigios defensivos que se datan entre los siglos X y XI y que conforman lo que según entiende el arqueólogo podría ser la primigenia muralla de la ciudad.

Tras la importancia de los hallazgos, el Ayuntamiento ha decidido paralizar las obras, proteger los restos encontrados y esperar el informe que debe realizar el arquitecto encargado de las obras. Además, el Ayuntamiento también va a pedir informes técnicos y asesoramiento a la Dirección General de Patrimonio para decidir si continúan las catas este año.

Durante los treinta días que han durado los trabajos, se han realizado un total de 33 sondeos distribuidos en cinco áreas y en todos ellos a excepción de el de La Peñeta, se han encontrado restos arqueológicos (materiales como cerámica y estructuras como la parte de la muralla y depósitos). Los más destacados son los restos de un sistema defensivo datado entre los siglos X y XI que, según señalan las fuentes documentales, podrían corresponder a la muralla que rodeaba la ciudad en esa época.

En la explanada del convento de las Capuchinas se han localizado una serie de aljibes excavados en la roca y un muro que podría pertenecer a una estancia que a su vez marcaría el cierre perimetral de otro espacio mayor. También se han hallado niveles arqueológicos susceptibles de ser excavados manualmente. Una parte de estos restos, los más endebles, se han sellado adecuadamente para su conservación y otros, los más monumentales, están a la vista para que los ciudadanos puedan admirar cómo fue la antigua muralla.

La orografía del terreno y las construcciones posteriores no permiten realizar una excavación de mayores dimensiones, pero a raíz de estos descubrimientos, el arqueólogo no tiene dudas: «Es un sistema defensivo que aparece en las laderas, en la zona sur y junto al convento existe un muro de cierre, aunque no de tanta potencia. Puede ser la muralla, aunque al cien por cien no se puede afirmar, pero lo claro es que esto es una muralla. Aunque una excavación en área abierta nos daría más datos».

Cabe recordar que hace unos años se realizó una excavación arqueológica en el lindante barrio de San Juan y que sacó a la luz los restos, principalmente material cerámico, más antiguos de la ciudad, datados en el siglo IX.

El siguiente paso, una vez finalizados los trabajos de campo, es la redacción, por parte del arqueólogo de un informe técnico sobre esta excavación, que debe ser remitido a la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón para su evaluación.

«Lo lógico es que se mantengan estos restos, que es lo que creo que dirá Patrimonio. Yo voy a recomendar realizar una excavación en área abierta y la posterior integración de los restos», afirma el arqueólogo.

La aparición de estos vestigios ha supuesto una gran satisfacción para los vecinos del barrio que dio origen a la ciudad. El anterior presidente y conocedor de la historia del Entremuro, Luis Montes, asegura que los restos descubiertos «tienen bastante interés y atestigua la idea que se tenía ya de que Barbastro tuvo una fundación árabe. Ha valido mucho hacer estas catas y para el futuro parque será un valor añadido, porque siempre tendrá mucho más atractivo el ver los vestigios de la fundación de Barbastro y puede ser además de un parque de recreo un parque arqueológico».

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *