• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
El Grado, En portada, Estada, Estadilla, Naturaleza, Olvena, Salas Altas

Preocupación en el Somontano por la presencia masiva de jabalíes y cormoranes

DSCF1533Alguna zonas de la comarca del Somontano, sobre todo aquellas ribereñas del Cinca, están siendo testigos desde de este invierno de al parecer un mayor presencia de jabalíes y cormoranes con respecto a otros años, que están generando daños a cultivos y poniendo en riesgo la seguridad de los conductores que circulan por la carretera de Barbastro a Francia.

Esta posible superpoblación de jabalíes es cíclica, como vienen advirtiendo desde la asociación de caza y pesca de Barbastro, pero al parecer este invierno los animales se han reproducido en mayor número. Buena parte de ellos se concentran en la ribera del Cinca dado que tienen allí mayor protección, agua cerca y abundante comida, sobre todo los campos sembrados de maíz. Aunque también se reproducen por otros lugares del Somontano, sobre todo donde existen cotos.

En el caso de El Grado el coto propiedad de cata ha desaparecido el pasado año y actualmente es monte público, de titularidad municipal. De momento el Ayuntamiento ha solicitado su vuelta a la actividad cinegética.

Esto ha hecho que muchos jabalíes se concentren en esta zona, ya que es un animal que busca la tranquilidad, según exponen algunos cazadores. Así pues muchos jabalíes que moraban en los cotos de alrededor se refugian ahora en El Grado. Y su presencia ha generado ya serios problemas. En las últimas dos semanas en el tramo carretero de Enate, localidad perteneciente al municipio de El Grado, se han contabilizado alrededor de medio centenar de colisiones provocadas por el choque de vehículos con estos animales. Afortunadamente los siniestros no han generado heridos graves aunque sí serios destrozos a los vehículos. Algunos incluso llegaron a volcar en la carretera.

Cormoranes sobrevolando el Cinca. José María Simón.«Los que van por la carretera a Barbastro los ven dos o tres veces cada día sobre todo al oscurecer. La gente de la zona ya lo sabemos y procuramos ir a 60 o 70 por la carretera pero los que no lo saben van rápido y pueden tener riesgo de accidentes», explicaba Javier Puyal, vecino de El Grado.

También ha habido incidentes con jabalíes en Salas Altas, afortunadamente sin consecuencia. «Llevamos un fin de semana de muchos atropellos en la carretera de Salas. La verdad que los jabalíes están muy movidos y parece que hay superpoblación», explicaba una vecina

Otro accidente se produjo en la N – 240 estas pasadas Navidades en la carretera de Monzón a Barbastro al arrollar un conductor vecino de la ciudad del Vero a un jabalí que cruzaba la carretera.

Recientemente el INAGA concedió dos licencias puntuales para establecer partidas de cazadores en el coto de El Grado en el río Cinca para cazar jabalíes. En ellas se han abatido una cantidad considerable de jabalís. «Ha aparecido muchísimos jabalís, bandas de bandas de 10 o 12 y un día mataron alrededor de 25. Llevamos todo el invierno desde que se abrió la caza así», explica un cazador de El Grado.

Estos animales están generando problemas en los cultivos al invadir campos y comerse o bien el maíz o bien las semillas recién plantadas.

Cormoranes

Los cormoranes también están causando quebraderos de cabeza sobre todo al colectivo de pescadores del Somontano. Estas aves vienen a pasar el invierno en el entorno del río Cinca atraídos por la presencia de comida, truchas principalmente. En los últimos inviernos el censo de estas aves ha aumentado y están devorando las truchas que los pescadores echan al Cinca para repoblar el río y pescar.

«Hace años que detectamos este problema porque entre las nutrias y los cormoranes se comen una cuarta parte de truchas.  Echamos truchas gordas para que no se las coman, pero sí que hemos detectado superpoblación porque si hay comida se quedan y hasta que emigre aquí estamos con este problema», señala José María Simón, pescador barbastrense de la Asociación de Caza y Pesca.

También están ocasionando problemas a la piscifactoría de los Pirineos, ubicada en El Grado.

Este problema ha sido debatido en la última junta de la Asociación de Caza y Pesca de Barbastro celebrada este sábado. En ella se decidió solicitar a los cotos de caza de Estada, Estadilla y Olvena que solicitaran permisos para poder cazar cormoranes.

Por otro lado, fuentes conservacionistas consultadas por este periódico eludían hablar del término ‘superpoblación’ ya que para ello se debería hacer un estudio científico sobre el número real existentes de cormoranes. Además justificaban su presencia en esta zona porque el ser humano les ha quitado la comida de las costas, su medio natural, y ellos deben remontar los ríos en busca de comida.

Ante esta situación el PAR ha presentado una propuesta para el consejo comarcal del Somontano en la que pide que la entidad se dirigirá al Servicio provincial de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón para trasladar la preocupación de los vecinos, sobre todo de las poblaciones ribereñas al río Cinca,  hacia una posible superpoblación de jabalíes y cormoranes.

En su propuesta solicitan que los servicios técnicos confirmen este hecho, así como se adopten medidas precisas, ambientalmente sostenibles, para el control de la población continuado de estas especies, con las que la Comarca colaborará.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *