• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Hostelería, Huesca

Cosculluela cierra la campaña trufera y, entre los nuevaos desde el CIET, destaca la creación de una red de parcelas colaboradoras

DPH_Presidente_ClausuraMercadoTrufaVenta_1Con una nueva jornada de éxito en ventas y público, el Presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Antonio Cosculluela, ha clausurado el Mercado de la Trufa en Graus, junto al presidente de la Asociación de recolectores y cultivadores de la trufa de Aragón, José Vicente Girón, quienes han coincidido en hablar de una de las “mejores cosechas de la última década” y de haber conseguido generar en la provincia una cultura en torno a la trufa. En el cierre de la campaña trufera también ha estado el alcalde de Graus, José Antonio Lagüéns, el presidente de la Comarca de La Ribagorza, José Franch, y el responsable de Innovación Local de la DPH, Luis Gutiérrez.

El Presidente de la DPH ha adelantado en Graus que se está trabajando en la “creación de una red de parcelas colaboradoras”, que serán plantaciones privadas dedicadas a la truficultura de diferentes edades, condiciones del suelo y altitud “donde mediante acuerdos de colaboración se puedan realizar trabajos para profundizar en la investigación sobre las condiciones óptimas de cultivo”, como ha explicado Cosculluela. De momento, la respuesta de los truficultores ha sido elevada, al haber puesto a disposición de la Diputación más de 50 parcelas, y ahora desde el Centro de Investigación y Experimentación en Truficultura (CIET) se está recopilando la información de cada una de las parcelas para que la dirección científica determine cuáles pueden integrar esta red.

Es una de las líneas de trabajo, pero Antonio Cosculluela ha detallado que la Diputación invertirá más de 600.000 euros en el sector de la trufa durante este año. Más de la mitad de esa dotación económica -360.000 euros- se destina a la convocatoria pública de ayudas para el fomento del cultivo de la tuber melanosporum en la provincia de Huesca. Ya ha finalizado el plazo de presentación de solicitudes y “hemos contabilizado más de 70 peticiones” tanto para nuevas plantaciones como la mejora de las existentes, lo que para el máximo responsable provincial es “alentador”.

Antonio Cosculluela ha manifestado que “es ahora cuando estamos recogiendo los frutos” desde que la Diputación puso en marcha, hace una década, el proyecto para la implantación y el desarrollo de la truficultura “porque en este sector no es sembrar un año, y recoger al año siguiente”, como ha puntualizado. “Ha habido que sembrar, creerse el proyecto, hacer las plantaciones y recoger el fruto de esa cosecha 6 ó 8 años más tarde”, .

En esta misma línea se expresaba el alcalde de Graus, José Antonio Lagüéns, quien ha destacado “la producción de las plantaciones después de muchos años de inversión e incertidumbre ha aflorado” y, según Lagüéns, “es lo que necesitamos para ser un referente en truficultura” porque “nos permite garantizar una continuidad y ofertar este producto en condiciones de calidad”. José Franch, el presidente de la Comarca de La Ribagorza, añadía a esto la importancia de la actividad como “ayuda a los jóvenes y les ofrece una forma de vida”, de manera que “asienta población en el territorio”, ha señalado Franch. Los dos responsables institucionales también han hecho referencia a la colaboración de la Diputación Provincial con la Comarca de La Ribagorza y el Ayuntamiento de Graus para el funcionamiento del CIET, que se ubica en las inmediaciones de Graus.

Balance satisfactorio del Mercado de la Trufa

De lo que ha sido el desarrollo del Mercado ha dado más detalles José Vicente Girón, presidente de los truficultores de la provincia, organizadores de esta cita, quien ha dicho gráficamente que “solo hay que ver la afluencia” para destacar después que, en este momento, “la trufa mueve e ilusiona a la gente”. Girón argumentaba que el número de asistentes aumenta en cada edición, y crece la demanda del pequeño consumidor que compra trufa para consumo habitual. “Hay gente que acude varias veces a por trufa”, ha asegurado.

Este año los visitantes al Mercado han llegado desde Cataluña, Valencia, Madrid, Zaragoza, de pueblos de la Ribagorza, del Somontano y de la Litera, y de Huesca capital, y también de Francia. Mientras, el precio del kilo ha sido más estable durante toda la campaña porque ha habido mayor cantidad de trufa y ha oscilado, en función de la calidad, entre los 300 y los 550 euros el kilo.

Al referirse a la buena cosecha, el presidente de la Asociación de recolectores y cultivadores de la trufa de Aragón afirmaba que se debe, en buena parte, “a que el clima ha sido bueno y ha llovido todos los meses”, al mismo tiempo que añadía que los ejemplares de trufa que se podían ver en esta última jornada del Mercado reflejan que “parece que no se quiere terminar la campaña porque hay humedad, el calibrado del producto es excepcional y la calidad también”. Girón asegura que en el futuro la provincia de Huesca va a tener mucho que decir en el sector trufero porque “ha quedado demostrado que no solo se puede cultivar en Ribagorza y Sobrarbe, sino que también en otras zonas de la provincia de Huesca están plantando y van a tener trufas”.

La trufa en el plato

Del campo a la mesa, la trufa abre todo un mundo de posibilidades y los restaurantes de la provincia están que cada día están más interesados en este producto en el que se aúna cultivo, investigación y técnica culinaria. El Mercado de la Trufa de Graus abrió sus puertas el 7 de diciembre y se ha desarrollado cada sábado hasta el día de hoy durante catorce jornadas, las mismas que restaurantes han participado en la vertiente gastronómica que también ofrece este espacio, recientemente reformado.

El Café Solanet de Graus estuvo al mando de los fogones en el día en el que se cerraba el Mercado y elaboró mil tapas con un menú que contaba hasta con 11 creaciones diferentes entre las que el numeroso público pudo degustar garbanzos de puchero con trufa, fideuá con costilla, champiñones y trompetilla del valle, pulpo en una montaña de patata trufada o pastel de torrija con leche de oveja de Fonz trufado.

Durante la apertura del Mercado en la campaña 2013-2014, han elaborado pequeñas delicias culinarias otros restaurantes grausinos como El Rinconé, Casa del Barón, el Hotel Lleida, el restaurante del Palacio del Obispo, el Rokola, La Taberna de GrausPero también de otros municipios, es el caso del Arp (Benabarre), el Can Rocamora (Arén), El Pesebre (Benasque), Casa Javier (Piedrafita), el Hotel del Ésera (Santaliestra), el Subenuix (La Puebla de Castro), el Gran Hotel Benasque SPA (Benasque) y El Callizo (Aínsa). El sábado 22 tuvo lugar la gran fiesta de la trufa que organiza la Diputación Provincial de Huesca con Trufa-te, y que este año volvió a ser multitudinaria y tuvo lugar en el marco de la Plaza Mayor de Graus. Durante los días del Mercado se han elaborado cerca de 14.000 tapas y en la jornada de Trufa-te fueron 10.000.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *