Alto Aragón, Huesca

El Gobierno de Aragón pedirá la gestión directa de los aeropuertos de Huesca y Teruel

El vicepresidente y portavoz del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel, acompañado por el consejero de Obras Públicas, Alfonso Vicente, el consejero de Política Territorial, Rogelio Silva y el alcalde de Teruel, Miguel Ferrer, ha visitado esta mañana las obras de construcción del aeropuerto de Teruel que, según ha informado la empresa constructora, avanzan a buen ritmo y podrán finalizar antes del próximo verano.

Una vez concluidas las obras, en las que el Ejecutivo regional y el Ayuntamiento de Teruel están invirtiendo 38 millones de euros, se adjudicará la explotación del complejo, a través de un socio privado, o «de forma directa mediante el consorcio junto al Ayuntamiento, en una fórmula similar a la de Platea» ha señalado Vicente.

En este sentido, el vicepresidente ha adelantado que el Gobierno regional va a plantear al Estado, en el seno de la comisión bilateral, la desclasificación del aeropuerto de Huesca, lo que permitiría la gestión directa por parte del Gobierno de Aragón. El aeródromo/aeropuerto de Caudé no requeriría una nueva consideración ya que quien lo promueve es el propio Gobierno autónomo. En un futuro Biel no ha descartado que »solicitemos también la gestión del aeropuerto de Zaragoza, ya que es una posibilidad que ofrece nuestro Estatuto, y en política no se puede dar nada por cerrado, porque no sabemos qué pasará en un futuro». El vicepresidente ha apuntado esta posibilidad tras conocer que la Generalitat catalana y el Ministerio de Fomento negocian la constitución de un consorcio con participación de ambas administraciones para gestionar el aeropuerto internacional de El Prat.

El proyecto del Aeródromo/Aeropuerto de Caudé no forma parte de la red de AENA y está considerado uno de los aeropuertos de nueva generación junto a otras instalaciones de este tipo que están desarrollando otras comunidades autónomas. Con la construcción del aeródromo de Caudé, Aragón mejorará su logística y dispondrá de recintos aeroportuarios en las tres capitales.

El aeródromo de Caudé está proyectado como un aeropuerto industrial que preste apoyo logístico a los aviones y se perfila como una pieza esencial de la oferta logística de Aragón que, con una superficie cercana a las 340 hectáreas y junto a las 260 hectáreas de PLATEA, alcanza los 6 millones de metros cuadrados junto a la ciudad de Teruel, cercano a la autovía mudéjar, conectadas con el futuro Corredor Ferroviario Cantábrico – Mediterráneo y con acceso a servicios de puerto seco.

Los trabajos de este importante proyecto logístico fueron adjudicados a la empresa Isolux-Corsan y se centran en estos momentos en la construcción de los edificios del complejo y en el asfaltado de la pista de despegue y aterrizaje de 2.825 metros de longitud y 60 metros de anchura. La pista de vuelo ya ha recibido las dos primeras capas de asfalto y tan solo falta la capa de rodadura que, según los técnicos, deberá esperar a la próxima primavera debido a que temperaturas por debajo de los 8 grados hacen inviable este tipo de trabajos. La pista dispondrá de plataformas de viraje en cada extremo al objeto de posibilitar el giro de las aeronaves y una calle de rodaje perpendicular que conecta la pista con la plataforma de aeronaves y con la campa.

Plataforma

Además, el proyecto contempla una plataforma de mantenimiento de aeronaves que también cumplirá la función de estacionamiento de los aviones que se encuentren a la espera de ser autorizados para el despegue; una campa destinada al estacionamiento de larga estancia de aeronaves que podrá albergar entre 150 y 200 aparatos; un edificio de servicios generales y sala de control de dos alturas y 860 metros cuadrados útiles; un edificio para albergar el Servicio de Extinción de Incendios (SEI) dotado de garaje con capacidad para dos vehículos, talleres, gimnasio y zona deportiva, sala de observación, sala de estar y dormitorios y, por último, una zona industrial de 330.000 metros cuadrados de superficie.

Nueva sede comarcal en Comunidad de Teruel

Tras visitar el aeropuerto Biel y el consejero Silva han inaugurado la nueva sede comarcal de la Comunidad de Teruel que se ubica en el edificio modernista de Doña Blanca. El departamento de Política Territorial ha aportado 720.000 a la restauración y equipamiento del edificio.

Silva ha destacado cómo la comarcalización está permitiendo »la recuperación de un importante patrimonio arquitectónico, que en esta ocasión se encontraba en ruinas. Es importante que la institución cuente con un edificio propio con todas las necesidades cubiertas para prestar un mejor servicio al ciudadano».

La nueva sede comarcal de Teruel tiene 1.159 metros cuadrados distribuidos en cuatro plantas más un sótano y una entrecubierta. En la planta baja se encuentran la Asociación para el Desarrollo Rural Industrial (ADRI) y el Salón de Plenos; en el primer piso, la sala de juntas, la sala de prensa, la Presidencia y Vicepresidencia; en la segunda planta, se han ubicado la secretaría-intervención, y las áreas de Desarrollo Local y Turismo, Deportes, Medio Ambiente, Cultura y Servicios Sociales, y en la tercera planta están los despachos de los grupos políticos.

Los trabajos de rehabilitación para convertir la Casa de Doña Blanca, construida en 1874, en la sede de la comarca Comunidad de Teruel se han centrado en la consolidación del edificio, en la recuperación de las partes arquitectónicas más interesantes y en la construcción de elementos nuevos para acondicionarlo a su nuevo uso. Respecto a éstos últimos se ha instalado un sistema de claraboyas que permite la entrada de luz natural y se han abierto una serie de vanos en el patio y en la fachada posterior que dejan ver la torre de la Catedral.

Las labores de restauración se han centrado principalmente en su fachada modernista datada en 1902 o 1912 (existen dudas sobre la fecha grabada en la puerta de entrada). Se trata del elemento más valioso del edificio, ejemplo del modernismo turolense realizado por el arquitecto catalán Pablo Monguió y que, tras la restauración, luce el rico cromatismo original.

Igualmente, se han recuperado varias salas restaurando sus elementos decorativos en paredes y techos y reponiendo elementos que habían desaparecido como tallas, molduras y azulejos.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.