General, Monzón, Opina

Algo va mal cuando cambiamos lapiceros por …

Hace ya más de un año que se cerró el centro de FORMACIÓN del INAEM,  perteneciente al Gobierno de Aragón, y situado en la calle la Balsa, subiendo a la Carrasca.

Fue una decisión política de los actuales gobernantes en Aragón, que eligieron recortar en la formación de los trabajadores del ámbito público. Los propios empleados del centro también tuvieron ciertas repercusiones: algunos se trasladaron a la oficina del Molino y otros perdieron su trabajo.

A pesar de que en Monzón, los centros de formación escasean, el actual Ayuntamiento justificó la decisión tomada por sus superiores y obvió las propuestas de la oposición de darle nuevos usos al edificio y a su equipamiento. Estas opciones pretendían suplir las necesidades formativas de una ciudad de 1363 de parados. Y más aún, cuando los grupos de personas de menor formación tienen los índices de paro más elevados. Desde el Ayuntamiento se rehuyeron con excusas, como que el edificio pertenecía al Gobierno de Aragón. ¿Es que ahora, para defender los intereses de los ciudadanos de Monzón, hay que pedir permiso a la DGA?

Pues para este Consistorio parece que sí porque, desgraciadamente, no nos sobran en Monzón edificios destinados a la educación y nuestro ayuntamiento no se atreve a pronunciarse, solo condesciende con la DGA. Y mientras tanto, la escuela de Adultos acogiendo cada vez más a un gran volumen de gente en un espacio reducido; la escuela de idiomas con largas listas de espera; y la formación de trabajadores del INAEM desaparecida.

En las últimas semanas se ha conocido la decisión final de que el antiguo centro de formación del INAEM acoja equipos de la Guardia Civil para desahogar el cuartel. Es decir, el gobierno de Aragón cede al Ministerio del Interior un edificio destinado a una utilidad para otra muy distinta. ¿Alguien le habrá dicho al Ministerio que andamos escasos de edificios culturales y de otros destinados para formación o educación?

Mientras en otros pueblos se hacen propuestas para instalar centros de investigación, en Monzón cedemos edificios para otros fines, como si nos sobrasen. Este Ayuntamiento ni fomenta la educación en la ciudad ni se preocupa por que desaparezcan sus espacios de formación.

Y mal vamos si los que gobiernan esta ciudad prefieren inclinarse ante la DGA que ante los propios ciudadanos.

MARCOS MONTER

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.