Barbastro, Cultura, En portada

Los libros infantiles se hacen mayores en la Librería Ibor de Barbastro

DSC00861La Librería Ibor en Barbastro es una referencia para todo bibliófilo que se precie. Desde los porches de General Ricardos llevan décadas divulgando el placer de la lectura durante varias generaciones a los barbastrenses y visitantes con su venta directa pero también con iniciativas culturales como ‘No concursos de fotografía’ sobre temas literarios, la ‘Noche de libros’ o su ya clásica exposición de libros infantiles y juveniles, que esta edición cumple su mayoría de edad.

Para conmemorar los 18 años de esta cita ineludible para pequeños y padres, los responsables de la librería a la inauguración de esta exposición el jueves 6 a las 19.00. Para todos los niños que acudan habrá cuches y refrescos, mientras ojeen cuentos clásicos o modernos o libros con historias fantásticas llenas de dibujos.

La exposición se podrá ver desde este jueves 6 hasta el 23 de noviembre.

La celebración de esta exposición llega en noviembre dado que es el mes elegido por las editoriales de esta temática infantil y juvenil para publicar sus novedades de cara a las Navidades. La exposición de Ibor recoge estas novedades pero también expone los libros clásicos de este género.

«Para nosotros esto es una puesta de largo para celebrar la mayoría de edad de la exposición. Hacer una exposición es algo complicado y esta muestra bien lo merece», señalaba Beni Ibor, en la presentación del acto.

A lo largo de estas casi dos décadas el libro infantil ha cambiado mucho. «Hemos pasado de hablar de libros infantiles a literatura infantil. Esto es un cambio mayestático y de calidad. La literatura infantil se ha consolidado y ha pasado hasta a las Universidades, con posgrados y masters. Los libros infantiles ya tienen la categoría de Literatura gracias sobre todo a los escritores, los ilustradores, los diseñadores y las ediciones especiales. Además también se ha pasado de hablar de tebeos o cómics a novela gráfica». Pero sobre todo, a juicio de Beni Ibor, este salto de calidad de la literatura infantil, se debe al trabajo que realizan en la escuela los maestros  «que le han dado importancia a la lectura tratando de hacer campañas y demostrando que si los chavales leen pueden ser buenos alumnos y pueden llegar a más».

Importante también ha sido el cambio de hábitos lectores en el hogar. «¿Hace treinta años quién leía en casa? Ahora tenemos familias lectoras, donde los niños y padres leen y eso es un cambio que se ha producido en la sociedad», señala Beni Ibor.

En este contexto, Librería Ibor está especializada en este tipo de literatura contando con más de 3.000 títulos de 140 editoriales. Estos fondos se podrán consultar en la muestra.

La exposición cuenta con dos espacios diferenciados: los libros mediáticos o comerciales, y el resto. Entre los primeros se encuentran los televisivos Pocoyó, Pepa Pig, los personajes de Disney, etc. y que a juicio de los libreros barbastrenses «constituyen una lectura fácil». Sin embargo desde Ibor ponen el acento en el resto de libros «que son el fondo de la literatura clásica infantil. Pueden ser de conocimiento, de texto, adaptaciones, los clásicos de los hermanos Grimm, Andersen, o los clásicos contemporáneos con álbumes ilustrados habituales en colegios y bibliotecas o la serie de Harry Potter que creo nuevos lectores».

Todos esos fondos también se pueden consultar y adquirir en la página web de esta librería, que la convierten en un referente del género.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.