• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Barbastro, Bodega

El Consejo Regulador celebra sus bodas de plata con la edición del libro fotográfico “La Denominación de Origen Somontano en 25 palabras”

Con motivo de la celebración del 25º aniversario del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Somontano, éste ha editado el libro fotográfico «La Denominación de Origen Somontano en veinticinco palabras» en el que a través de magníficas fotografías y veinticinco atributos con pequeños textos y alma de poesía se refleja el camino recorrido para mirar hacia el futuro.La presentación del libro ha tenido lugar el viernes por la mañana, fecha en la que la Denominación de Origen Somontano cumple veinticinco años y han sido los tres presidentes que ha tenido el Consejo Regulador a lo largo de su historia (Mariano Sanagustín, Presidente de 1983 a 1988; Luis Miguel Subías, Presidente de 1988 a 1992 y Mariano Beroz, actual Presidente desde 1993)
los encargados de presentar ante los invitados y la prensa esta nueva obra.

Los tres presidentes de la D.O. junto al consejo regulador. Foto JLP.Como bien se explica en la Introducción, «los aniversarios nos brindan excusas para celebrar el tiempo. Algunos también nos invitan a honrar el espacio. Como éste que felizmente nos ocupa: la Denominación de Origen Somontano cumple veinticinco años y quiere rendirle un sentido homenaje a ese espacio que es nuestra tierra somontana. Si el vino es un regalo de la tierra a la gente, este libro es una ofrenda de la gente a la tierra. Un gesto de agradecimiento por todos los grandes y pequeños momentos que nos ha proporcionado. Y no son pocos: tenemos tantos motivos para estar agradecidos a este trozo de mundo que harían falta veinticinco años más para poder reunirlos. De momento, nos conformamos con un resumen de veinticinco palabras: origen, carácter, tradición, belleza, personalidad, amistad, historia… Y, resumiendo este
resumen, tres palabras que lo dicen todo: Sentir el vino».

El libro

Los tres presidentes posan con el libro. Foto JLP.Con un formato cuadrado de 28 por 28 centímetros, el libro -editado por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Somontano con el patrocinio de Caixa Penedés Obra Social, el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural y el Departamento de Agricultura y Alimentación del Gobierno de Aragón- cuenta con 252 páginas en las que la fotografía es la protagonista. Un total de 181 imágenes que ilustran 25 palabras que definen 25 años de historia. Se han editado 4.000 ejemplares, está escrito en español y traducido a inglés y francés y será el mismo Consejo Regulador quien los distribuya como regalo institucional.

25 palabras para 25 años

Con una atractiva botella de vino grabada con el número 25, Somontano ilustra la portada de este libro en el que con imágenes de la Denominación asociadas a veinticinco conceptos clave de su Historia se dibuja la trayectoria de Somontano desde sus orígenes hasta su futuro: origen, historia y tradición recogen el legado de siglos y siglos de su tradición vinícola. Su identidad se contempla a través de su clima mientras que el territorio personifica el carácter y los paisajes su belleza. Sin olvidar la amistad entre los pueblos y la pasión de los cientos de hombres y mujeres que crean sus vinos. Vinos que nacen del orgullo de la raíz de nuestros suelos de los que con el tesón en el cuidado de la uva nace el festivo trabajo de la vendimia. El respeto también merece una consideración especial, un respeto que nace de un cuidado mimado al medio ambiente y la naturaleza. Todo ello motivado desde la confianza forjada día a día por el Consejo Regulador, el corazón de la Denominación que es su Espacio del Vino, la fuerza de las grandes bodegas, la capacidad de las medianas y el encanto de las pequeñas. Es Somontano una denominación en
la que la inspiración se convierte en diseño, la innovación en tecnología y la creación en cada uno de los doscientos vinos que elaboran nuestras bodegas. Y ¿cómo hablar de sus vinos sin invocar la seducción del buen comer? Maridaje perfecto. Tanto como la cultura con la que Somontano siempre ha tenido una mágica conexión a través de su Festival de verano. Entonces
¿cómo no compartir con el mundo la emoción de Somontano a través de su Ruta del Vino? La suma de todos estos da con la definición de la Denominación de Origen y es la clave de su éxito.

Consejo extraordinario de la D.O. Foto JLP.Éxito que invita no a embelesarnos en lo conseguido sino a seguir avanzando en un futuro abierto a crecer. Un pasado, un presente y un futuro que se recoge en esta excusa perfecta que es el aniversario de la Denominación para recordar y potenciar nuestra identidad porque «los aniversarios son espejos retrovisores que nos permiten mirar el pasado mientras seguimos avanzando hacia el futuro. Son marcas que vamos dejando a nuestro paso para no olvidar el camino. Son puntos de libro en la biblioteca de los siglos». Por eso, este libro «es sólo un pequeño fragmento de un volumen mucho más grande: un libro que se escribe día a día, año a año. Hoy celebramos veinticinco años. Una edad joven pero respetable. Con solera. Un cuarto de siglo que bien vale una fiesta. Y soplamos las velas con un firme deseo: celebrar los próximos veinticinco con la ilusión del primer día».

Agradecimiento

El Consejo Regulador quiere agradecer el arte y alma de las fotografías del libro realizadas y cedidas por Ángel Trallero, la Asociación de Empresarios de la Sierra de Guara, el Ayuntamiento de Salas Bajas, las bodegas del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Somontano, el Centro de Desarrollo del Somontano, la Comarca de Somontano de Barbastro, la Ruta del Vino Somontano, el Santuario de Torreciudad, la Editorial Ricardo Vila y los fotógrafos Enrique Salas, Eduardo Barrachina, Fernando Pérez (Fotoprisma), Ignacio Pardinilla, Joaquín Latorre, Jordi Vidal, Juan José Campillo, Juan José Pascual, Lunatus, Luis Solano, Mariano Olivera y Silvia Arcas. Su trabajo sumado al recogido en el archivo fotográfico del Consejo Regulador y a
los poéticos textos de Alberto Ramos han dado como fruto este libro que resume la historia de los vinos Somontano.

«Tuvimos que hacer apostolado y labor pedagógica»

«El Consejo de la D.O. Somontano presentó en sociedad sus primeras botellas al entonces presidente Aragón Santiago Marraco y sirvió para que se publicara la primera noticia en la prensa regional», recordó Mariano Sanagustín el que fuera primer presidente de la D.O. altoaragonesa (1983-1988) y entonces director provincial del Ministerio de Agricultura, ayer en el veinticinco aniversario de la denominación altoaragonesa. Ésta y otras anécdotas – como las primeras sedes sociales del Consejo en la Agencia de Extensión Agraria, en la calle Joaquín Costa, y luego en un local municipal en el Pasaje Las Claras hasta llegar a su flamante Espacio del Vino, las primeras etiquetas que cumplían con el encargo de la D.O., el encargo del logotipo o las primeras promociones nacional con la campaña de la DPH «Huesca La Magia» y el patrocinio del equipo de ACB oscense «que donde jugará siempre viajaba con el vino del Somontano»- forman parte de la intrahistoria de esta joven pero prestigiosa marca vitivinícola que ayer se recordaron durante la sesión extraordinaria del Consejo Regulador, la presentación del libro fotográfico «La D.O. Somontano en 25 palabras» y una comida de homenaje en la bodega centenaria de Lalanne.

Los tres presidentes recuerdan los comienzos. Foto JLP. Además de Sanasgutín, sus predecesores Luis Miguel Subías (1988-1992) y Mariano Beroz (1993), dos viticultores de Salas Altas, recordaron los duros esfuerzos que hubo que llevar a cabo para convertir toda la herencia vitivinícola de esta comarca en un modelo de calidad y viabilidad empresarial que a la postre se ha convertido en locomotora del crecimiento económico del Somontano.

La historia de estos 25 años arrancó con el empeño del presidente de la Cooperativa Comarcal del Somontano de Sobrarbe, Ramón Aznar, y su junta directiva «que se movieron por todos los despachos para conseguir este label de calidad», recordó Sanagustín. En su etapa se pondrían los cimientos legales. En la segunda etapa, de Luis Miguel Subías, vendría la consolidación de Somontano, con la llegada de empresas tan importantes como Viñas del Vero y Enate, que dinamizarían el sector. Subías señaló que en estos momentos la D.O. «es algo de lo que todos podemos estar orgullos» y recordó «a las personas que no han podido celebrar este 25 aniversario». Asimismo señaló la dureza de los primeros trámites para promover esta distinción de calidad agroalimentaria y para convencer a la sociedad, empresas e instituciones. «Había que hacer apostolado y una labor pedagógica para explicar lo que era una Denominación», apuntó. También pidió al actual Consejo Regulador de la D.O. «saber enfocar el futuro que no está lo bien que sería deseable».

En la última etapa, la de Mariano Beroz, Somontano aparece en el mapa nacional e internacional como una de las marcas más reconocidas y llegaría a sus cifras de mayor producción, comercialización y proyección mediática.

Beroz indicó que con este «acto íntimo se quiere hacer un homenaje a todos los presidentes y vocales -cuyos nombres aparecen reflejados en el acta de ayer- y a los cientos de personas que han trabajo con ilusión incluso antes de que se creara la Denominación».

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *