• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Monzón, Sociedad

Los niños de Monzón disfrutan de la lluvia de caramelos en un especial Bautizo del Alcalde un 5 de diciembre

Cientos de niños llenaron el viernes tarde la plaza Mayor de Monzón para participar en el tradicional ‘Bautismo del alcalde’, una fiesta declarada bien de interés turístico regional.

DSC_0105La celebración popular, y sobre todo infantil, hunde sus raíces históricas en la toma de la ciudad por parte de las tropas españolas en 1643, expulsando así al ejército francocatalán que la había ocuado en la Guerra de Secesión catalana.  Las tropas del Duque de Silva entraron en Monzón un 4 de diciembre, festividad de Santa Bárbara, y se nombró a un alcalde, de origen morisco, que previamente tuvo que ser bautizado al cristianismo. Eso es lo que cuenta la leyenda, basada en episodios históricos.

Cada 4 de diciembre, festividad local, los niños de Monzón toman la plaza para recibir los caramelos que lanzan las Zagalas, Zagaletas y Zagaletes, así como los miembros de la Corporación municipal desde el Ayuntamiento. Pero este año, fue una edición especial, ya que la lluvía caída el día de Santa Bárbara obligó al Patronato de Festejos a aplazar este acto y trasladarlo al día siguiente.

DSC_0062La medida fue cuestionada por algunas partes de la ciudad, más apegadas a mantener las tradiciones. Asimismo, de alguna forma empañó el acto previsto por Cáritas Diocesana de Monzón para celebrar el Día Internacional del Voluntariado. (Varios voluntarios tuvieron que esperar a que el ‘Bautizo del alcalde’ hubiera terminado para leer un manifiesto de agradecimiento a las personas que colaboran con Cáritas, bajo los porches del Ayuntamiento).

Los que sí que disfrutaron de lo lindo fueron los niños que se avalanzaron con bolsas en busca de los caramelos que lanzaban desde los balcones del Ayuntamiento.

DSC_0086

El cambio de fechas, del día 4 al 5, motivó la suspensión del acto teatral de Trotamundos –ya que varios actores amateurs tenían obligaciones profesionales- que escenifica las batallas entre los dos bandos, la liberación de la villa y la elección del alcalde morisco (esta representación fue una de las bazas para que el Gobierno de Aragón le concediera el distintivo de fiesta de interés turístico regional).

El que se mostraba satisfecho fue el concejal de Fiestas, Javier Vilarrubí, que justificaba la decisión de aplazar la fecha: «Sólo hay que mirar la sonrisa de los niños, en un día abierto, con sol y sin lluvia».

 

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *