• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Barbastro, Cultura

El canal de televisión hiperrealista y libre de Manuel Vilas

El autor

Manuel Vilas es narrador y poeta. Ha publicado los libros de poemas: «El Cielo» (DVD Ediciones, 2000), «Resurrección» (Visor, 2005) y «Calor» (Visor, 2008). Como narrador es autor del libro de relatos «Zeta» (DVD, 2002) y de las novelas «Magia» (DVD, 2004) y «España» (DVD, 2008). Aire Nuestro es su más reciente novela.

La obra

Tal como hiciera con su anterior novela, España, Manuel Vilas hace explotar el mundo de un sopetón, para volver a montarlo, pieza por pieza, en medio de las ruinas que va encontrando a su paso.

Manuel Vilas. Foto: Daniel Mordzinski.Con humor, contención, con equilibrio y, sobre todo, con una oxigenante cuota de riesgo.

El pasado, el presente y el futuro al mismo tiempo. Celebridades y seres anónimos. Un país de países. Los vivos y los muertos. Realidad y ficción. Todo respira este Aire nuestro, el que nos tiende, entre su imaginación y nuestros sentidos, el escritor Manuel Vilas.
Aire nuestro es un canal de televisión. Uno independiente e hiperrealista. Ahí el tiempo no tiene límites. Ahí comparecen desde Lou Reed hasta el Rey Juan Carlos. Ahí es donde las páginas de esta singular novela nos llevan, a ese territorio que sólo conoce la mejor literatura.

«Porque ni la madre biológica ni la madre social son las madres definitivas. La madre definitiva es una madre inesperada. La verdad es que me estaba encantando América, pese a estar ciego. Estaba viendo con el corazón», relata un poeta español que quedó ciego nada más llegar al aeropuerto de Nueva York, donde conocerá a la madre del guitarrista Frank Zappa.

Cuando apareció su anterior novela, España, el escritor Manuel Vilas dejó de ser un secreto a voces. El entusiasmo con que fue recibida la obra fue unánime. Con un estilo literario consolidado, ahora retoma su singular imaginario en su más reciente ficción, Aire Nuestro, y va un paso más allá en esta oportunidad para sumergirnos en un hipotético canal de televisión futurista que transmite historias reales, que a su vez son producto de la imaginación del mismo Vilas.

Por eso, entre la programación que el autor nos ofrece, nos encontramos con celebridades de la talla de Johnny Cash (recorriendo España con un chofer español a quien le enseña sus órganos íntimos como muestra de confianza), con un escritor ciego que entabla amistad con la madre del guitarrista Frank Zappa, con Lou Reed o el poeta Pablo Neruda, con El Rey Juan Carlos o con el director de espagueti westerns Sergio Leone, Allen Ginsberg, Bob Dylan, con el fantasma de Stalin y el de Elvis Presley, con las distintas versiones del escritor que es el propio Manuel Vilas, con los espectros de una vasta galería que va del universo pop al escenario político actual en España, por ejemplo, sembrando de críticas y penetrantes reflexiones una buena cantidad de pasajes de esta historia, de este relato de ciencia-no-ficción, de experimento literario, de fantasía probable, tan impresionante como la contundencia de los hechos mismos que sí han ocurrido, en perfecta ucronía con el mundo que está escrito en los libros oficiales. Pues Manuel Vilas, a través de esta novela, de este canal de televisión, que transmite desde teleterrorismo hasta fútbol inteligente, desmonta el inconciente colectivo pop de cada uno de nosotros -partiendo por el de sí mismo- y lo vuelve a montar a su antojo, mostrándonos las hebras, los materiales con que está hecha la realidad real.

Portada del último libro de Vilas. Foto S.E.«Si la materia es televisable, existe. Creemos en esa gente que elige estar en la pantalla antes que en la realidad», propone a modo de declaración de principios, de postulado moral de la cadena de televisión que nos propone en este original libro, que entrecruza géneros y corrientes, que camina por rieles invisibles -o imperceptibles a simple vista- pero sólidos, tan firmes como la sensación que todos tenemos de no ser ni estar compuestos solamente de aquello nos ha ocurrido en la vida, sino además de todo lo que podría, y que por una u otra razón, no nos ocurrió finalmente y ya no fuimos. La materia de los deseos.

Personajes

Johnny Cash, Elvis Presley, Manuel (a) Vilas, Frank Zappa, Lou Reed, Sergio Leone, Lezama Lima, García Lorca, Allen Ginsberg, Buñuel, Dámso Alonso, rey Juan Carlos, Fidel Castro…: celebridades del mundo del espectáculo y la política que hacen de ellos mismos, aunque en la versión paralela que el autor ofrece a los lectores en la novela.

Manuel Mariscal: taxista español que recorre el país junto a Johnny Cash.

José Luis Valente: emigrante ecuatoriano en Burgos, trabaja en un matadero de cerdos.

Pedro Garfías: militar jubilado que se viste de Superman.

La crítica ha dicho…

«Hijo bastardo de J.G. Ballard (a quien confiesa no leer desde hace mucho), Manuel Vilas ha optado por diseccionar y fragmentar la historia reciente (también futura) de la sociedad española, para con ella construir los fragmentos que componen su propia España.»
Letras Libres

«Al escritor aragonés no sólo le mueve el deseo de ser específico y de fortalecer la verosimilitud de sus composiciones, para propiciar una lectura que se entremezcle con la vida -que sea vida-, sino también un cierto espíritu de contradicción, en virtud del cual afirma algo que muchos niegan o deploran, pero que determina nuestras circunstancias y ciñe nuestros conflictos individuales, y, al mismo tiempo, una intención irónica: la apelación a España no es nunca reverencial, sino despegada y burlona.»
Eduardo Moga

«Lo que importa es que Vilas es un enorme cuentista, y sus juegos con la perspectiva del narrador y con personajes llamados Manuel Vilas logran insuflar vida nueva a estrategias posmo que ya se habían gastado por culpa del repetitivo Paul Auster. En España respiran Bolaño y Ballard y en el fondo se escucha la música de Johnny Cash (y algo de Nino Bravo y Paulina Rubio), al servicio de una lectura irónica y alucinada del pasado, el presente y el futuro de España.»
Edmundo Paz Soldán

«Política, terrorismo, ciencia, tecnología y la situación de la novela actual son algunos de los ejes que obsesionan a los protagonistas de estas historias. Con audacia y astuta megalomanía estos personajes se irán (des)presentando frente a los lectores, signados como propuestas tecnológicas de identidad.»
Eduardo Fariña Poveda

«Y yo, que no soy crítico, acudo a una librería y compro el libro (los libros) de Manuel Vilas y me sumerjo en ellos (…) a esa violenta poesía, a esa forma extraña y singular de enfrentarse a un texto narrativo que viola todas las fronteras. Pasen adelante y juéguense la vida».
José María Pérez Álvarez

«Manuel Vilas un poeta impecable e implacable, imprescindible, magnífico y deslumbrante, sarcástico e intenso, corrosivo, vitalista y tantas otras cosas que estas líneas pueden sólo apuntar.»
Leo Lobos

«España podría leerse como un Big bang literario: los materiales culturales, históricos o narrativos, comprimidos y organizados por nuestra tradición, estallan finalmente y se expanden.»
Candaya.com

«El autor hace en su nueva obra una autopsia del cadáver de un país todavía vivo, pero que desea resucitar.»
Juan Francisco Ferré-EFE

«Y por si faltara algún tabú o mito ibérico por desbrozar, Vilas arremete sutilmente contra las dos Españas de la leyenda maniquea en blanco y negro. Ni izquierdas ni derechas, no. En un país donde ha funcionado a lo largo de la historia la más perfecta conjura de los necios y la conspiración inquisitorial, no es la adscripción ideológica la que helará el corazón del españolito nacido en cualquier década, no.»
Sur.es

«Manuel Vilas cuaja, en definitiva, una obra en las antípodas del aburrimento o de la indiferencia, una novela que demuestra que el pulso de la narrativa española es capaz de golpear todavía con fuerza, una novela hecha contra tirios y troyanos, contra el encorsetamiento literario y político (quizás pocas obras actuales atenten como la España de Vilas contra la sacrosanta y omnipresente corrección política) y en la que, por encima de todo, sale triunfante la literatura.»

Javier Moreno- Derivas, revista digilat de cine y literatura

«Manuel Vilas tiene una imaginación sin fin, como una factoría en agitación continua de poleas y cintas trasportadoras, hornos, turbinas y grúas.»
R.M – El periódico de Aragón

«Excelente poeta, Manuel Vilas no presenta peores credenciales como narrador, una trayectoria avalada por el sorprendente libro de relatos Zeta (2002) -ejemplo de la integración armónica entre los íconos de la modernidad y la buena prosa- y la encomiable Magia (2004). Con este breve pero sólido bajage, el autor de Barbastro nos presenta España, una novela poliédrica.»
Emilo Peral

Declaraciones de autor

«Las identidades que tenemos acaban siendo una ficción. El personaje de Manuel Vilas se funde con todo lo que ve, en un extraño acto de solidaridad. Es algo vallejiano.»
«Creo que todo es política. Nadie se atreve a moverse demasiado. Todo está controlado. He intentado salir del cerco político con lo que escribo, salir de lo que se supone que debe de escribir un escritor en España que quiera ser leído. Los escritores tienen miedo. No saben lo que quieren. Les gustaría tener el prestigio de Joyce o de Kafka, pero sin renunciar a vender millones de ejemplares. Todo el mundo tiene miedo.»
«Muchos lectores españoles (pero no todos) no quieren ver la realidad española en una novela. Quiere ver arquetipos literarios de carácter ejemplar.»
«En España puedes escribir novelas sobre la guerra civil española y sin embargo confesar abiertamente que no te sientes español aunque hayas nacido en Madrid o en Toledo o en Sevilla. Puedes escribir sobre España pero si te preguntan si eres español, frunces el ceño. Y entonces confiesas que has superado toda forma de adscripción nacionalista, es decir: eres norteamericano y hablas inglés y tu ciudad es NYC. Y eso es fenomenal. Eso es el no va más de la delicadeza histórica. Eso es Hegel vestido de torero. Esta originalidad metafísica requería una novela como la mía. Una novela sobre lo inconfesable. España es una palabra que lleva dentro la mentira, la historia, la ficción, el poder y el dinero. España es una novela sobre el Poder.»
«Mucha gente piensa que la cultura española pasó a vivir en libertad con el advenimiento y desarrollo de la democracia. Yo no pienso así. Lo digo, además, en el libro, libremente. Yo creo que la cultura literaria española sigue siendo bastante conservadora, pero no quiero seguir por aquí, porque este terreno me pierde, y la crítica literaria española es como la iglesia española. Más allá de Galdós y de la Conferencia Episcopal, no hay nada, eso es España. Y hasta el mundo es eso. Pierde identidad España, y la pierde también el narrador de España.»
«No soy un profesional. No escribo durante mucho rato seguido. Necesito música para escribir. Y no cualquier música. Más o menos esta música: The Velvet Underground, Johnny Cash, The Who, Patti Smith, Lou Reed, Simon y Garfunkel, John Cale, Elvis Presleyy Joy Division. A veces incluso Dylan.»

«El humor es la sangre de la inteligencia. El humor es una batería que acaba desgarrándonos los oídos.»
«Latinoamérica es poesía en estado de explosión política. Va a haber un ciclón. Me gustan los ciclones. Ciclones humanos, quise decir. Me gusta Neruda. Mi poesía es una mezcla de Neruda con Joy Division».

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *