• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Alquézar, Deportes, En portada

Un ‘hombre araña’ cruza el cañón del río Vero en Alquézar

DSC_0543Se llama Slackline (cuerda floja) y es un deporte de riesgo que comenzó a finales del pasado siglo en EE.UU -en el mítico valle de Yosemite, el paraíso de los escaladores- y que está haciendo furor entre muchos jóvenes españoles. Uno de ellos está protagonizando desde ayer y a lo largo de estos días festivos una hazaña espectacular y que está llamando la atención de los cientos de turistas que se encuentran pasando sus vacaciones de Semana Santa en Alquézar.

Su proeza es digna de admiración: cruzar el cañón del río Vero que une el casco urbano de la villa del Somontano con su colegiata, es decir caminar por una cuerda floja –asegurado por arneses- a lo largo de 120 metros y con una caída de 80 metros. El deportista es Alejando Gimeno, tiene 24 años y es de Sabadell. Quizás su nombre no sea muy conocido entre los profanos de este deporte de riesgo, pero se trata del número 1 de España y es poseedor del récord nacional al haber conseguido caminar suspendido a lo largo de 100 metros (también tiene el récord de caminar sobre el agua 100 metros, o 230 por el suelo). El intento que está protagonizando desde ayer en Alquézar sería por lo tanto un nuevo récord personal que sería lo mismo que decir récord de España. Aunque este ‘hombre araña’ prefiere no hablar de récords: «Hago esto porque me divierte e intento conseguir mis propósitos. Cada cinta que monto intento evolucionar pero si no sale intento otras cosas como dar saltos, …», afirma.

DSC_0588Junto con dos amigas vascas, también aficionadas a esta práctica –aunque no de estas dimensiones, matizan- ha instalado la cuerda que cruza todo el acantilado. Los trabajos los realizó el martes y ayer comenzó su aventura. Tras varios intentos logró caminar varios metros pero caía sobre una cuerda que no es la habitual. «Tuve que comprar otra cuerda porque la que tenía medía 100 metros y no alcanzaba en este reto. Tengo que acostumbrarme a sus frecuencias», señalaba.

Alejandro es un profesional de la cuerda floja. Vive de sus hazañas que sufraga una empresa (Slackline Industries) y que pagan otras firmas que utilizan sus espectaculares imágenes para rodar anuncios. «Cuando veo un sitio que me encanta intento montar la cuerda. Se puede caminar sobre montañas, sobre edificios, … Vivo de esto y con estos montajes trato de fomentar un deporte nuevo en España. Esta es la variante más extrema de este deporte y hay que tener equilibrio, convencerte de que puedes. Fortaleces músculos que no habías usado en la vida. Esto es fisioterapia, ayuda a recuperar lesiones. Pero sobre todo es una cuestión mental», explica.

DSC_0489El campeón de España de la cuerda floja no conocía Alquézar y lo encontró buscando por Internet imágenes de la sierra de Guara. «Ví el pueblo y aluciné, ví el castillo con el cañón y dije: ¡aquí tengo que venir! Y después de reunir todos los permisos aquí estoy realizando mi afición».

Tras terminar la primera jornada aseguraba sentir «mucha adrenalina. Al principio el cuerpo me temblaba porque la cinta se mueve de lado a lado y hay que encontrar la frecuencia». Hoy lo volverá a intentar por la mañana y por la tarde para satisfacción de los turistas que aplaudían con fervor cada intento. Pasado mañana quizás monte su espectáculo en Olvena.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=lSC8AhsfMEk[/youtube]

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *