Aragón, Opina

Sin escuelas no hay pueblos vivos

Soy Erika Sanz, maestra y candidata por la provincia de Huesca a las elecciones autonómicas por Podemos Aragón. Durante estos últimos años la educación pública ha vivido durísimos recortes que han afectado notablemente a la calidad del sistema educativo. Este hecho se ha visto multiplicado en la educación rural, donde el recorte de plantillas se ha hecho indiscriminadamente sin tener en cuenta las peculiaridades que tienen los Colegios Rurales Agrupados de Aragón (CRAs).

Hemos tenido que ver cómo tristemente desaparecían escuelas rurales en nuestra provincia por tener poquitos alumnos. Hemos visto cómo los políticos que se llenan la boca de decirnos lo importante que es cuidar nuestro territorio, a la vez echan cerrojazo a una escuela sin temblarles la mano y sin pensar que eso conlleva la desaparición galopante de nuestros pueblos. En realidad sí lo piensan, sí tienen los datos suficientes para saber que la despoblación afecta duramente a nuestra tierra y que sin servicios básicos cercanos la gente acaba abandonando las zonas rurales. Sí lo piensan y aún así trabajan para desmantelar el bien común que es de todas y todos. Está claro: para los políticos que gobiernan o quieren gobernar con el único afán de someternos a criterios economicistas, el medio rural no es lugar para vivir.

Estamos viendo el abandono del Gobierno de Aragón, cuando no refuerza unos convenios que cumplan con las necesidades de los ayuntamientos de una veintena de pueblos de la provincia de Huesca para proporcionar ayudas a los comedores escolares rurales. Es injusto que el coste del comedor sea más caro para un niño/a que vive en un pueblo que para aquel que vive en la ciudad, algo que incumple con un principio fundamental: no ser discriminado por el lugar donde vives. Llegamos a situaciones de verdadera dejadez, de pisoteo de derechos y de dificultar claramente el acceso a una educación pública en igualdad de oportunidades y de condiciones.

Desde PODEMOS, queremos darle la vuelta a esta situación, queremos que a la gente del medio rural dejen de colgarnos el cartel de «no rentables» y que nuestra educación rural sea de calidad, próxima, elemento vertebrador de nuestro territorio. Queremos que, siempre que sea posible, se pueda cursar el primer ciclo de la ESO en los CRAs, para evitar los desplazamientos a los niños.

Apoyamos las medidas oportunas para que haya oferta suficiente en la educación de 0 a 3 años, educación de adultos o escuelas oficiales de idiomas. Apostamos por la estabilidad de las plantillas y la formación del profesorado en el medio rural. Potenciamos una escuela rural ejemplo de metodologías pedagógicas innovadoras, puesto que recoge un amplio abanico de experiencias internivelares, algo a poner en alza en el modelo educativo al que queremos dirigirnos.

Queremos una tierra de oportunidades para nuestros jóvenes, para que puedan trabajar y vivir en el medio rural. Nuestro sueño es abrir escuelas, no cerrarlas: queremos pueblos con niños, queremos pueblos vivos.

 

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.