• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Barbastro, Opinión

Leer en la piscina (I) : No es elegante matar a un mujer descalza de Raúl del Pozo

 

78-173Seamos sinceros, uno no llega a la piscina, con 40 grados, deseoso de leer Guerra y Paz. No, esas cosas raramente pasan… Uno llega a la piscina (léase playa, jardín, parque…) a disfrutar de una lectura más ligera, compatible con el agua, el sol y el ruido de los niños capuzando.

No pretendo destripar una novela, ni recomendar obras maestras que queden olvidadas, porque talvez no es el momento. Me gustaría solamente contar algo acerca de aquellos libros que he disfrutado durante algún verano.

Y empiezo por una novela sencilla, sin pretensiones, casi básica, pero de un rigor literario excelente.

Seguramente el gran valor de esta novela radica en que está muy bien escrita, sin fallos, respetando las directrices de  la novela negra debe tener.

Parte la historia del descubrimiento de un cadáver, cómo si no, en un trastero cualquiera de un edificio de Madrid, 20 años después. El perfecto estado de conservación es lo primero que sorprende al lector. Y a partir de ahí la novela discurre de manera amena y sencilla. Un policía expulsado del cuerpo que vuelve a la escena del crimen por su pericia, unos personajes envejecidos casi más por la vida que por los años que vuelven a recordar una época gris de un Madrid que intentaba despuntar durante la transición, y el propio Madrid que es decorado  y telón de fondo al mismo tiempo son los encargados de guiarnos para descubrir poco a poco, según el propio comisario, con el método de la cebolla, ir quitando capas hasta llegar al bulbo central, quién mató a esta mujer checoslovaca.

Si una piensa en la novela talvez el asesino no tiene ninguna importancia, es más significativa la narración de un modo de vida durante la transición, los comportamientos de sus gentes, su corrupción y los desfases propios tras una época de represión, todo ello contado sin profundizar y aderezado con un toque de picaresca española. ¿Qué más se puede pedir a un libro para llevártelo a la piscina?

 

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *