Barbastro, Huesca, Opinión

Mejores personas

Feliz NavidadEl pasado 27 y 28 de noviembre tuvo lugar la Gran Recogida de Alimentos que realizan los Bancos de Alimentos en toda España. También se hizo en la provincia de Huesca.

Este año se estuvo presente en todas las comarcas teniendo voluntarios en 70 supermercados. De esta forma se superaron los 1.300 voluntarios que colaboraron entre los dos días.

El resultado fue un incremento del 40 por ciento sobre el año anterior con una recogida de 123.250 kilogramos. Supone una media de 548 gramos por cada habitante de la provincia.

Pero, además del éxito de la recogida de alimentos, significa un evento que nos permite crecer como personas y como sociedad, tanto a nivel individual como de grupo.

Tradicionalmente, la gran recogida ha sido realizada por personas perteneciente a instituciones caritativas con las que colaboran los Bancos de Alimentos. En los últimos años se ha pretendido incrementar el número de voluntarios.

Así, se ha llamado a colaborar a asociaciones de todo tipo para que involucren a sus miembros; también, se han unido empresas que están sensibilizadas con la Responsabilidad Social.

Y se está haciendo un esfuerzo para que los colegios participen. En este caso, supone para los niños el aprender muchas competencias (relacionarse, logística,…) además de ser solidarios.

Cada año se prepara mejor el material facilitado a los profesores para que sea una actividad formativa dentro de su curriculum escolar. Igualmente, conseguimos que la experiencia sea más enriquecedora.

Por otro lado, estos niños transmiten su experiencia a sus familias, de modo que logramos un efecto multiplicador en la sociedad implicando a muchas más personas en la Gran Recogida.

El objetivo de esta actividad en los colegios sería el hacer lo posible para que los niños vayan siendo mejores personas y se vayan involucrando en las asociaciones primero y, después, en las empresas.

Porque, antes que buenos profesionales y empresarios, una sociedad necesita de buenas personas que se hagan cargo de la realidad que les rodea sin importarles el esfuerzo a realizar.

En un momento donde cuesta que las personas se asocien y, mucho más, asuman cargos no retributivos en las asociaciones, el participar en una acción de voluntariado como la Gran Recogida puede ser un primer detonante.

Además de los niños, para muchas personas adultas, ser voluntario es una forma de ayudar en un momento donde se necesita gente. Es una forma de querer ser mejor persona.

Es una manera de compensar el mensaje de una sociedad consumista que parece sólo medir a las personas por lo que tienen y por su capacidad adquisitiva, en vez de por lo que son.

Este mensaje también ha impregnado la imagen que la sociedad tiene de los emprendedores y los empresarios poniendo énfasis en las ganancias más que en el papel de transformación social.

Detrás de un gran empresario que ha sido capaz de crear riqueza y muchos puestos de trabajo hay una buena persona, porque el interés personal no es suficiente para compensar el esfuerzo que conlleva.

En el plano internacional tenemos el caso de Bill Gates y Mark Zuckerberg como ejemplos de empresarios que hacen grandes donaciones para el desarrollo de proyectos sociales.

En España, otros grandes empresarios reconocidos, a la cabeza Amancio Ortega, también están realizando grandes proyectos para posibilitar el desarrollo social de su entorno.

Son casos que la gente debería conocer más para ver el papel social que tiene la empresa y no únicamente enfocarse en la parte económica y financiera, que son importantes pero no lo son todo.

El desarrollo económico de una sociedad se basa fundamentalmente en el desarrollo personal de quienes la componen, más que en la capacidad financiera o tecnológica que se suelen mencionar.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.