Estío Vivo ha llenado las plazas de cerca de una veintena de localidades con propuestas de teatro

Es el cuarto año que la Diputación de Huesca y el sector teatral de la provincia se unen para ofrecer a los pequeños municipios un festival de verano para sentarse a la fresca, escuchar historias y disfrutar de teatro, títeres, música, humor, juegos, talleres o pasacalles que han puesto en escena nueve compañías locales. En total, se han contabilizado alrededor de 10.000 espectadores en casi 40 actuaciones.